La Covid dejó sin empleo a 45% de las personas del sector turismo

empleo

El ramo de hoteles y restaurantes ha sido severamente golpeado por la emergencia sanitaria. El 60 por ciento del personal en esas actividades es mujer; el 80 por ciento de ellas labora en la informalidad

El confinamiento ha sido la principal medida para frenar la Covid-19, pero para quienes trabajaban en el sector turístico el costo de esa disposición fue muy alto. Tan sólo en los hoteles y restaurantes turísticos de América Latina, el 45% de las personas perdió su empleo en el segundo trimestre de 2020 por el impacto de la pandemia, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Mujeres y jóvenes son las poblaciones más afectadas.

En México, desde que llegó la pandemia el empleo turístico en general ha venido a la baja. Pero la mayor caída anual ocurrió en el primer trimestre de este 2021, con casi 18% menos puestos de trabajo que en el mismo periodo de 2020, según datos de la Secretaría de Turismo (Sectur). Las actividades en hoteles y restaurantes son las más golpeadas, pues la pérdida fue de 35% de las plazas.

La recuperación del turismo es clave para superar la crisis laboral por la Covid-19 en la región, señala la OIT en el reporte Hacia una recuperación sostenible del empleo en el sector del turismo en América Latina y el Caribe. En el Caribe, representa el 35% del empleo; en América Latina, el 10 por ciento.

Las actividades turísticas en México aportan 15.5% al Producto Interno Bruto (PIB), indica la nota de la OIT. En este país, casi tres cuartas partes del total de visitantes son nacionales, una mínima ventaja ante la crisis sanitaria y la imposibilidad mayor de viajar al extranjero, agrega.

Recuperación a medias

Según el cálculo del empleo turístico que realiza la Sectur, en el primer trimestre del año había 3 millones 690,000 plazas directas en este rubro de la economía. Es decir, del total de puestos de trabajo en el país, el 8% corresponde a las ocupaciones turísticas. Antes de la pandemia, representaba el 13.3%, de acuerdo con el reporte de la OIT.

A finales de marzo de 2020, cuando ya había contagios en el país, pero apenas iba a comenzar el confinamiento, más de 4 millones 492,000 personas laboraban en restaurantes y servicios de alojamiento, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE). Al terminar mayo de 2021, había poco más de 4 millones 39,000 personas empleadas en el sector.

Los resultados de la ENOE muestran una recuperación, pero todavía más de 452,000 trabajadoras y trabajadores del turismo no han podido volver a su empleo. Esto representa el 10% de la plantilla laboral previa a esta crisis.

El informe de la OIT indica que del total de los empleos generados en las urbes de México, casi el 9% provienen de alguna actividad turística. Mientras que en las áreas rurales, aportan el 5% de las fuentes de ingreso.

Mujeres, las más afectadas

En América Latina, las mujeres están “sobrerrepresentadas” en la rama de hoteles y restaurantes turísticos con 58% del empleo, según la OIT. Y específicamente en actividades “en ocupaciones relacionadas con las tareas de cuidado”, en las que los salarios son más bajos.

Esto pasa en toda la región, pero en los países con tasas más altas de desempleo femenino esta situación se profundiza. En México, el 54% de los puestos de trabajo en esos negocios son ocupados por mujeres. En Bolivia el porcentaje llega a 79% y en Argentina, a 47 por ciento.

A nivel regional, de todas las mujeres que tienen un empleo, el 8.8% es en hoteles o restaurantes turísticos. Pero la tasa de México es de 12%, la tercera más alta después de Bolivia (12.7%) y Perú (12.1%). Según la ENOE, de las más de 4 millones 39,000 personas que trabajan en hoteles y restaurantes, el 60% es mujer.

La mayor parte de los trabajos que se crean en esa rama del turismo son informales, dice la OIT. Esta realidad llega a un promedio de 60.8% en la región. Pero, de nuevo, a las mujeres las afecta más pues “las trabajadoras informales representan el 67.6% de las ocupadas del sector”. Las personas jóvenes también son otra de las poblaciones más afectadas por este problema, el 58% se encuentra en esta situación.

Pero esos porcentajes son mayores en México. La tasa de informalidad para las mujeres en el turismo es de 80.4% y para los jóvenes, 74.1. Frente a otras 7 naciones analizadas (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México y Perú), en nuestro país es donde más trabajadoras laboran sin seguridad social, contrato por escrito, salario y empleo estables.

Colombia, con 80.3%, está en segundo lugar en informalidad en trabajadoras. En informalidad en jóvenes intercambia el lugar con México. En aquel país el 75% de los jóvenes que laboran en el turismo lo hace en la informalidad, mientras que en México es el 74.1 por ciento.

Aunque el reporte de la OIT no incluye cifras para personas migrantes, sí destaca que este grupo también es constantemente empleado bajo condiciones informales.

En suma, el desempleo en el turismo “no afectó a todos los trabajadores de manera homogénea: la pérdida fue mayor para las mujeres, los trabajadores jóvenes, trabajadores migrantes y para quienes se insertaban en un puesto informal”, destaca el organismo. Pero si se pertenece a más de una de estas poblaciones, por ejemplo, mujer joven migrante, los efectos negativos de esta crisis fueron mayores.

Con información de El Economista

Se reúne AMLO con titular del Organismo Mundial de Turismo

Buscan impulsar al turismo de romance, tras la suspensión de actividades por pandemia

Turismo de vacunas disparó a nivel récord el número de mexicanos que viajaron a EU