Instalan un mosaico que conmemora el triunfo de los mexicas sobre las fuerzas de Cortés

mosaico

La obra se suma a los 37 de 200 mosaicos que se erigirán en Ciudad de México para conmemorar más de siete siglos de la fundación de México-Tenochtitlan, los 500 años de su caída  y los 200 de la Consumación de la Independencia

La Secretaría de Cultura de la Ciudad de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) conmemoraron este miércoles el 501 aniversario de la victoria de los mexicas y tlatelolcas sobre el ejército español y sus aliados, con la colocación de un mosaico junto al conocido históricamente como «Árbol de la Noche Triste»,  lugar donde se dice habría llorado Hernán Cortés tras la derrota, hoy renombrado como ‘Plaza del Árbol de la Noche Victoriosa’, ubicada en la Calzada México-Tacuba, en la alcaldía Miguel Hidalgo de la capital mexicana.

El mosaico “La Noche Victoriosa”, autoría de los pintores Enrique Martínez Maurice y Martinheli Jarrillo Yáñez, plasma el momento en que el ejército español decide salir de una forma sigilosa del Palacio de Axayácatl, mientras las fuerzas mexicas o tlaltetolcas los perseguían.

Este mosaico histórico, es uno de los 37 que se han colocado en distintos lugares de la Ciudad de México en el marco de la conmemoración de más de siete siglos de la fundación de México-Tenochtitlan, los 500 años de su caída y los 200 años de la Consumación de la Independencia, de un total de 200 mosaicos que se tienen contemplados.

De acuerdo con el investigador Pablo Moctezuma Barragán, el mosaico ‘La Noche Victoriosa’, es “la narrativa de cómo huyen los españoles y son derrotados. Aquí se dice que Hernán Cortés se puso a llorar y estamos colocando al centro (de la obra) los glifos de Tenochtitlan y la fiesta de Tóxcatl, en mayo de 1520 donde Pedro de Alvarado hizo una matanza terrible y dio lugar a que sitiaran a los españoles en el Palacio de Axayácatl”.

Asimismo, como parte de dicha conmemoración se realizó una lectura poética en homenaje a los guerreros victoriosos a cargo de poetas mexicanos: Alejandro Centeno dio lectura a un texto del huey tlatoani Cuitláhuac; Miriam Soubran Ortega le siguió con “El destino del oro”;  Alejandro Centeno compartió una creación de María Elena Solórzano  dedicada a Cuauhtémoc; Jorge Quintar, hizo una breve selección de poesía con personajes de la mitología azteca y Norma Argueta presentó primero su obra en náhuatl y luego en español.

Durante la lectura de las piezas se anunció la publicación de un nuevo libro titulado “México Tenochtitlán. Cinco centurias en flor”, que incluirá poemas en lenguas originarias de México y del continente americano, con la gráfica de artistas y pintores que acompañarán los diez textos de los poetas que resultaron seleccionados según la convocatoria “500 años de México-Tenochtitlan”.

Se conoce a la “Noche Victoriosa” (antes «La Noche Triste») como el episodio del 30 de junio al 1 de julio de 1520, cuando ocurrió la primera y única derrota de las tropas del conquistador español Hernán Cortés y sus aliados indígenas a manos del ejército mexica en México-Tenochtitlan.

A la inauguración del mosaico asistieron la titular de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, Vannesa Bohórquez López, y la subdirectora de Publicaciones de la Coordinación Nacional de Literatura del INBAL, Rosa Guadalupe García. Además, Felipe Ávila Espinosa, director general del Instituto de Estudios Históricos de las Revoluciones de México; Ángeles González Gamio, cronista de la Ciudad de México; Consuelo Sánchez, directora de Cultura en Miguel Hidalgo; Alejandro Arias Carmona, director de la Casa de Cultura “La Noche Victoriosa” y el director del Archivo Histórico de la Ciudad de México, Juan Gerardo López Hernández.