Ola de calor en Canadá y Estados Unidos deja decenas de muertos

Decenas de personas han muerto como consecuencia de la ola de calor en Estados Unidos y Canadá. Foto: Especial
Decenas de personas han muerto como consecuencia de la ola de calor en Estados Unidos y Canadá. Foto: Especial

Como consecuencia de la ola de calor de más de 48 grados centígrados, 65 personas han muerto en la provincia canadiense de Columbia Británica y decenas más han fallecido en Washington y Oregon

El saldo sombrío de la histórica ola de calor que azota la región noroccidental de Estados Unidos y el suroeste de Canadá se hizo más obvio el miércoles cuando las autoridades canadienses y las de los estados de Washington y Oregon dijeron que investigaban decenas de muertes probablemente causadas por temperaturas que rebasaron los 48 grados centígrados.

En Vancouver, Columbia Británica, la policía respondió a más de 65 muertes súbitas desde que el calor comenzó el viernes. Las autoridades de Washington y Oregon investigaban una decena de fallecimientos.

“Vancouver nunca ha experimentado un calor como este, y tristemente decenas de personas han muerto debido a ello”, indicó el sargento policial Steve Addison en una nota de prensa.

Dijo que para el martes al mediodía, la policía había respondido a más de 65 muertes súbitas.

La ola de calor fue causada por lo que los meteorólogos dicen es un domo de alta presión sobre el noroeste de Estados Unidos, y agravada por el cambio climático generado por la actividad humana, que está haciendo que esos eventos extremos del clima sean más probables e intensos. Seattle, Portland y muchas otras ciudades rompieron récords de calor, con temperaturas en algunos lugares que superaban los 46 grados Celsius (115 Fahrenheit).

En medio del calor peligroso y la sequía en el oeste de Estados Unidos, equipos monitoreaban para detectar el posible surgimiento de incendios forestales.

Aunque las temperaturas habían disminuido considerablemente el miércoles en el occidente de Oregon, Washington y la Columbia Británica, las regiones del interior seguían bajo temperaturas sofocantes, con el sistema desplazándose al este.

La agencia gubernamental Environment Canada emitió alertas el miércoles para el sur de las provincias de Alberta y Saskatchewan. Alertas similares fueron emitidos para partes de Oregon, Idaho y Montana.

En Alberta, “un ola de calor prolongada, peligrosa e histórica persistirá durante esta semana”, dijo Environment Canada en un comunicado.

Esas temperaturas, combinadas con humedad elevada, representaban un riesgo de golpe de calor y postración por calor.

La jefa forense de la Columbia Británica, Lisa Lapointe, dijo que su departamento usualmente recibe unos 130 reportes de muertes en un período de cuatro días. Al menos 233 fallecimientos fueron reportados entre el vienes y el lunes por la tarde, dijo, y añadió que los forenses estaban tratando de determinar si el sofocante calor tuvo un papel en esos fallecimientos. Al igual que en Seattle, muchos hogares en Vancouver no tienen aire acondicionado.

En Washington, el departamento forense del condado King, que abarca un área que incluye Seattle, dijo que dos personas murieron de hipertermia, lo que significa que sus cuerpos se sobrecalentaron peligrosamente.

En el vecino condado Snohomish, tres hombres —de 51, 75 y 77 años— fallecieron por golpe de calor en sus viviendas, le dijo la oficina del médico forense al Daily Herald en Everett, Washington, el martes.

En Bremerton, Washington, las autoridades indicaron que el calor pudo haber contribuido a cuatro muertes en esa ciudad.

Advierten sobre presencia de alacranes por temporada de lluvia y calor