Ministro de Salud del Reino Unido renuncia como consecuencia de un affair

El ministro de Salud del Reino Unido se vio obligado a renunciar como consecuencia de una affair. Foto: Especial
El ministro de Salud del Reino Unido se vio obligado a renunciar como consecuencia de una affair. Foto: Especial

El ministro de Salud del Reino Unido, Matt Hancock, se vio obligado a renunciar a su cargo tras la revelación de imágenes en las que aparece besando a una de sus asistentes

El Gobierno del Reino Unido investigará cómo las imágenes del exministro de Salud, Matt Hancock, besando a una asistente en las oficinas ministeriales de Whitehall el pasado mes, llegaron a los medios de comunicación y forzaron su renuncia, en el último escándalo que golpeó al gobierno del primer ministro Boris Johnson.

Después de rechazar primero los pedidos para que Hancock fuera despedido o renunciara después de que se publicaran imágenes el viernes de él abrazando a su asistente Gina Coladangelo que había designado para un cargo financiado por los contribuyentes, Johnson aceptó la decisión del ministro de renunciar el sábado.

La salida puso un enfoque renovado en el gobierno sobre su manejo de la pandemia de COVID-19. Dirigido por Hancock, tropezó en los primeros días con equipos de prueba y protección. Gran Bretaña tiene una de las cifras oficiales de muertes por coronavirus más altas del mundo.

Un informe de la BBC el día de ayer de que una persona había encontrado documentos sensibles del Ministerio de Defensa en una parada de autobús esta semana hizo poco para disipar la sensación de caos en el corazón del gobierno. El ministerio dijo que estaba investigando el incidente.

Cuando se le preguntó si el Ministerio de Salud estaba investigando cómo se tomaron las imágenes de Hancock en su oficina gubernamental y luego se filtraron, el ministro de Irlanda del Norte, Brandon Lewis, dijo a Sky News: «Es un asunto que sé que el departamento de salud estará investigando para entender exactamente cómo esa grabación … salió del sistema».

Más tarde le dijo a Times Radio que había dos cuestiones que el gobierno debía investigar: si la cámara en la oficina de Hancock estaba allí «apropiadamente» y, si estaba allí por razones de seguridad, «cómo ese video llegó al dominio público».

También se han publicado imágenes de video. Boris Johnson no sale de una, y ya está en otra crisis.

Ante auge de variante Delta, Reino Unido retrasa desconfinamiento total