Investigador de la UAQ gana Premio Nacional de Riego y Drenaje

Un profesor investigador de la UAQ fue reconocido con el Premio Nacional de Riego y Drenaje. Foto: Especial
Un profesor investigador de la UAQ fue reconocido con el Premio Nacional de Riego y Drenaje. Foto: Especial

El profesor investigador de la Facultad de Ingeniería de la UAQ, Carlos Alberto Chávez García, ganó el Premio Nacional de Riego y Drenaje 2021 al Mérito Académico «Dr. Arturo Fregoso Urbina»

Orgullo para la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) es el profesor investigador Carlos Alberto Chávez García, galardonado con el Premio Nacional de Riego y Drenaje 2021 al Mérito Académico «Dr. Arturo Fregoso Urbina» y otorgado por el Colegio Mexicano de Ingenieros de Irrigación y la Universidad de Sonora, por sus aportes a nivel nacional e internacional en la tecnificación de riego por gravedad, la transferencia de tecnología y la gestión de recursos hídricos.

Es la primera vez que un reconocimiento se entrega a un docente de la UAQ, lo que permite colocar a la Máxima Casa de Estudios queretana en el radar de las escuelas más importantes del país en el área de riego. El impacto del desarrollo y aplicación de ciencia y tecnología que ha realizado Chávez García ha mejorado la eficiencia en el uso del agua en el campo mexicano, con tan buenos resultados que en 2016 recibió la visita de una delegación de Kenia para buscar implementarlo en ese país.

Estudió la Maestría en Ciencias con línea terminal en Hidráulica y el Doctorado en Ingeniería en esta unidad académica. Actualmente, pertenece al Cuerpo Académico de Hidráulica UAQ y es miembro del Sistema Nacional de Investigadores desde 2010, año en que se integra a la plantilla docente Facultad de Ingeniería. Es experto en ingeniería de riego, hidrología de suelos, modelación de la transferencia de agua y transporte de contaminantes, modelación hidrológica avanzada, geomática, hidráulica de canales, entre otros campos.

Chávez García ha publicado 27 artículos en revistas internacionales y es autor de dos libros. En 2020 recibió un reconocimiento por parte de la Revista Internacional Mathematics por su artículo de investigación “Modeling Soil Water Redistribution under Gravity Irrigation with the Richards Equation”. Cuenta con ocho derechos de autor de programas de cómputo relacionados con la agricultura de riego y ha trabajo proyectos con la Comisión Nacional Forestal (Conafor), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Cuenta con tres transferencias de tecnología utilizadas por el sector primario en la agricultura: un medidor de caudal inalámbrico en canales de riego utilizando la tecnología Doppler y el programa de cómputo “FluxSENSE” para el monitoreo de agua en canales de riego y el desarrollo de un programa para modelar el transporte de fertilizantes en riego por goteo para el cálculo del inyector.

El investigador desarrolló una metodología para ejecutar un programa de Riego por Gravedad Tecnificado que ha aplicado en 18 mil hectáreas repartidas en los Distritos de Riego 011 (Alto Río Lerma, Guanajuato), 023 (San Juan del Río, Querétaro) y 085 (La Begoña, Guanajuato), trabajando con productores de maíz, cebada, avena, frijol, jícama, melón y sandía. Esta metodología ha permitido ahorrar alrededor de 3.5 millones de metros cúbicos anuales de agua.

“En México hay 3.5 millones de hectáreas bajo riego y el 95 por ciento utiliza riego por gravedad, es una técnica tradicional que no necesita energía adicional, porque todo depende del desnivel y la pendiente. Y aunque haya tecnología de riego por aspersión o por goteo los productores no pueden cambiar tan rápidamente porque a la mayoría le falta la capacitación y la inversión. De aquí a 40 años vamos a seguir trabajando con sistemas de riego por gravedad, pero podemos brindarles a los productores una tecnología simple y práctica para que puedan hacer uso eficiente de los recursos”, señaló.

Actualización de normativas UAQ iniciará con Ley Orgánica y Estatuto