“Vamos a dar batalla”

Valeria Aranda, Zihara Esteban y Beatriz Ramírez participan en las Trucks, en la cual le hacen frente a otros 16 pilotos por el campeonato

“Es un poco tradicionalista decir que no es un deporte para mujeres, desde hace mucho tiempo, las mujeres representan este deporte. (…) Antes igual solo había una, pero creo es un deporte que ha pertenecido a las mujeres solo que no estaba tan visible”, señala Beatriz Ramírez sobre la incursión de las mujeres en el automovilismo.

Actualmente la Mikels Trucks es la única categoría en América Latina que tienen a tres mujeres participando en su campeonato y es la única avalada por Nascar EUA.

Este año participan 19 camionetas en la temporada, de las cuales tres son conducidas Valeria Aranda, Zihara Esteban y Betty, dicha categoría es la que provee de pilotos a categorías como la Peak y la Challenge.

“(Los equipos) también tienen muchos miembros de equipo (mujeres). En la pista hay una equidad, pero creo que es porque hoy hay una mayor apertura y por eso estamos aquí las tres”, continúa Ramírez, quien debutó el pasado fin de semana en la categoría.

En el caso de Zihara fue la mejor ubicada con un noveno puesto y señala que desde su perspectiva cada vez es más normal que una mujer comparta pista con los hombres.

“Cuando una mujer llega a este mundo puede sentirse un poco vulnerable al verse rodeada de tanto hombre y sentirse un poco aislada… sigue habiendo un poco de machismo, cada vez menos, pero creo que cada una tiene que trabajar psicológicamente, es un trabajo importante que hay que hacer, el estar segura de sí misma y estar tranquila de que sepas que puedes estar al mismo nivel”.

En su caso, la piloto española hizo de Puebla su actual residencia para apostar al 100 por ciento por el campeonato mexicano.

“Cada vez es menos la diferencia y está normalizando bastante -‘hay un empoderamiento’, acota Betty-, de hecho diría que la mujeres tienen más facilidad a la hora de buscar patrocinios, que al día de hoy es un plus, que la mujer puede aprovechar la imagen en un mundo de hombres”.

Valeria, la más joven de las tres, no tuvo el mejor fin de semana en Querétaro, luego de que venía de un debut en el que finalizó en el puesto 11, en Chiapas.

“Las mujeres también podemos y tenemos con qué. Me he topado con pilotos un poco machistas que se enojan, pero ellos solitos se hacen una idea, cuando les ganas se les pasa”. “Lo tienen que aceptar”, menciona Zihara; Betty también interviene: “Se van acostumbrando” (risas).

Competencia entre 19 pilotos

Las Trucks impulsan la carrera de varios pilotos, por lo que la actual parrilla está llena de jóvenes que buscan una oportunidad en una de las categorías de autos.

“Me llevo con varios pilotos. Todo es diversión, si no te diviertes, si no tienes una buena actitud nada va a salir bien”, expresa Aranda.

En tanto que Ramírez tiene una opinión similar: “Hay una fraternidad entre pilotos, es competitivo, pero nunca deja de ser sano, entonces, la retroalimentación que recibimos también nos ayuda muchísimo”.

Zihara explica que para ella el campeonato es competitivo y actualmente se cuenta con pilotos de otras nacionalidades, lo que hace que el potencial del serial sea muy alto.

“Hay bastante igualdad, eso hace un campeonato muy atractivo. En una vuelta puede variar todo, me encanta la estrategia que hay que llevar”.

Trabajo en equipo

Al ser cuestionadas sobre las decisiones que toman en la pista, para las cuales tienen un equipo que está todo el tiempo con ellas en el radio, explicaron que siempre están atentas a lo que les dice el equipo, pues la mayoría de las ocasiones, ellos tienen mejor vista, “pero la adrenalina es totalmente diferente adentro”, expresa Betty, y agrega que lo principal es la “confianza del piloto con el ‘spotter’ para tomar las decisiones correctas”.

A lo que Aranda señala: “El ‘spotter’ es el 50 por ciento y el piloto el otro. Él te está cuidando todo el tiempo”.

“El ‘spotter’ y el piloto han de ser uno, es tus otros ojos. Parece que tu ves todo, pero él desde otra perspectiva te va guiando, es como tu copiloto”.

“Vamos a dar batalla”

“Hay pilotos con mucha experiencia, vamos a dar batalla”, dice Betty, quien es apoyada por su hermano José Luis como ‘spotter’.

“Lo más importante es que nosotras no perdamos ese empoderamiento o esa confianza, ya estamos adentro y podemos influenciar a muchas niñas y mujeres que pueden pertenecer a este deporte”.

“Imagínate un podio de tres”, externa de repente Valeria. “Estoy muy contenta de que haya más mujeres en la parrilla. Sé que podríamos darles pelea a ellos. Como decía, un podio de tres, sería muy padre”.

“Tenemos que juntar nuestras fuerzas y hacer frente a los hombres, porque capacidad tenemos. Nos toca trabajar, ayudarnos, ser competitivas, deportivas y todo lo que podamos aportar al campeonato porque tener tres caras femeninas es muy positivo”.

Inspiración

Valeria que al inicio se mostraba como la más tímida poco a poco muestra su confianza y plantea que las tres pueden ser inspiración para muchas niñas interesadas en el deporte, “Que vean que hay tres mujeres, y digan yo también quiero”, al tiempo que cuenta que desde los 14 años acude a las pistas, “al inicio solo veía una niña, ahorita llego al kartódromo a entrenar y hay muchas niñas, eso me alegra mucho”, sobre todo “no desistan, más que por un objetivo, se trata de superarse a uno mismo”, dice Betty.

Finalmente, Esteban reitera: “No tengan miedo, sean valientes, no tengan miedo a un mundo de hombres, porque somos igual o mejor”.

Triple participación femenina en Nascar Trucks