Reconocen pendientes con personas con debilidad visual y auditiva en transporte público

personas

El diputado Antonio Zapata destacó que aunque las autoridades estatales y municipales han trabajado para que las personas con discapacidad motriz tengan acceso al servicio del transporte público, este no se ha llevado a todos los municipios

Antonio Zapata Guerrero, presidente de la Comisión de Movilidad Sustentable del Congreso de Querétaro, reconoció que aún faltan acciones para cumplir con las demandas de las personas con debilidad visual y auditiva.

“Hay que entender que traemos un pendiente, y lo acoto, con las personas débiles visuales y con los de debilidad auditiva; tenemos que trabajar para facilitar las condiciones para que puedan utilizar de manera segura y confiable el transporte público”.

“Que tenemos pendientes sí, sí los tenemos, y uno de ellos es el de las personas con debilidad visual o auditiva y me parece que es un tema en el que todos somos sensibles”. 

Aunque destacó que tanto las autoridades estatales como municipales han trabajado para que las personas con discapacidad motriz tengan acceso al servicio del transporte público, reconoció que este no se ha llevado a todos los municipios.

“Se ha hecho un trabajo importante, el DIF tiene unidades de transporte para personas con movilidad reducida y personas mayores; las paradas tienen una altura que permite empatar las unidades con las sillas de ruedas y algunos camiones ya vienen con la plataforma para facilitar su traslado”.

Recordó que en el periodo legislativo anterior se modificó el “Código urbano” para garantizar la accesibilidad universal de las personas con discapacidad.

“Toda nueva construcción tienen que cumplir con toda la normativa de accesibilidad universal y se estará trabajando con el objeto de poder solventar en su totalidad esta necesidad de las personas que tiene movilidad reducida (…) si hay una persona que tiene dificultades nos duele, por eso hay que tratar de resolver el tema en esto coincidimos todos y bajo ningún concepto nadie se puede quedar sin la movilidad, no lo podemos permitir y basta que haya una persona para que lo podamos atender”.

Para ello, dijo, es necesario hacer un censo para conocer la estadística real de cuántos personas tienen alguna discapacidad y en dónde se ubican para así hacer las adecuaciones que se necesiten.