Aprendamos sobre salud mental para enseñar

Si no mal recuerdo, fue en enero de 2020 cuando el Comité de Emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró un estado de emergencia sanitaria mundial, basado en la creciente tasa de contagios por el virus SARS-CoV-2. El virus ha cobrado casi 3 millones de vidas y provocado grandes perturbaciones en las sociedades en todos los sentidos. Los efectos derivados de la pandemia mundial afectaron la economía global y los sistemas de salud pública, y generaron un aumento de las problemáticas en salud mental. El duelo, la ansiedad, la depresión, el suicidio, el consumo de sustancias adictivas, la violencia en todas sus modalidades, el desempleo, el retraso y deserción escolar, así como la vulnerabilidad en el uso de redes sociales son solo algunas de las problemáticas que afectan actualmente en todos los contextos sociales y que, aunadas a las condiciones de vulnerabilidad, aislamiento, desinformación y desigualdad que se viven en algunas sociedades, el incremento de los niveles de riesgo en la población es significativo.

Es por eso que ha resultado importante diseñar e implementar acciones que nos permitan actualizar tanto la información de las condiciones de salud mental de la población como la formación académica de los profesionales y no profesionales de la salud integral para hacer frente a los nuevos desafíos que se esperan en los próximos 10 años.

Entre las organizaciones con un destacado papel normativo durante la pandemia mundial, están la OMS, mediante su red GOARN (Red Mundial de Alerta y Respuesta ante Brotes Epidémicos); la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal) y la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura). En tanto que entre las instituciones financieras se destacan el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM). La mayoría de los artículos publicados por estas organizaciones acerca de los efectos de la pandemia mundial se enfoca en las características clínicas y epidemiológicas de la enfermedad, la caracterización genómica del virus, los efectos en la economía mundial y en las políticas de salud pública para enfrentar la creciente demanda de servicios. Sin embargo, la información disponible respecto a los efectos psiquiátricos y psicológicos es limitada y los expertos han tenido que seguir de cerca las encuestas e investigaciones breves realizadas en España, Francia, China, Estados Unidos, Chile y Brasil, por nombrar las más significativas.

En México, el gobierno federal ha coordinado acciones con los gobiernos estatales, dependencias e instituciones de salud, así como con organizaciones gremiales, educativas y de investigación en salud mental psiquiátrica. La Federación Nacional de Colegios, Sociedades y Asociaciones de Psicólogos de México, AC (Fenapsime), luego de habilitar Brigadas de Apoyo Psicológico, ha presentado las experiencias de sus organizaciones asociadas, algunas de ellas con mayor participación, detalle de seguimientos, aportes técnicos, teóricos y experiencias de casos.

Con el propósito de ofrecer una alternativa de formación y actualización en temas de salud mental, conocer las problemáticas derivadas de la pandemia mundial y procurar una intervención profesional acorde con las necesidades de la población mexicana, se estará ofreciendo un diplomado nacional que permitirá a los asistentes un desempeño acorde con sus expectativas, atendiendo a los principios de ética, creatividad, responsabilidad y competencia, en una época de desafíos y retos derivados de la pandemia. Se busca encontrar estrategias y soluciones a partir de un trabajo multidisciplinario, y se espera contribuir en el reforzamiento de los dispositivos o mecanismos de prevención y seguimiento de los padecimientos de salud mental que aquejan en nuestra sociedad actual.

Usted puede formar parte del grupo en formación. Si le interesa, contáctese con un servidor.

* Psicólogo clínico (UAQ), coordinador de área en Salud Mental y Psicológica de IXAYANA y Psicólogo clínico adscrito al Hospital General Regional del IMSS-Querétaro. Ver otras colaboraciones de Saber de-mente