PRI pide declarar fachada de Plaza de Toros como patrimonio histórico y cultural

El líder estatal del PRI en Querétaro, Paul Ospital Carrera, pidió declarar patrimonio histórico y cultural la fachada de la Plaza de Toros Santa María. Foto: Especial
El líder estatal del PRI en Querétaro, Paul Ospital Carrera, pidió declarar patrimonio histórico y cultural la fachada de la Plaza de Toros Santa María. Foto: Especial

El líder estatal del PRI en Querétaro, Paul Ospital Carrera, afirmó que la posible venta y demolición de la Plaza de Toros Santa María empobrecería el patrimonio histórico y cultural de los queretanos

La Plaza de Toros Santa María es un bien patrimonio cultural que exige que se conserve su fachada como parte del patrimonio de los queretanos, aseguró Paul Ospital Carrera, quien es líder estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Querétaro.

Luego de darse a conocer la posible compra y demolición de dicho inmueble dedicado a la «Fiesta Brava», el dirigente estatal priista destacó que, independientemente del uso que pueda darse al edificio construido en 1963, el estado deberá tener como prioridad, salvar las estructuras históricas, que forman parte del patrimonio de Querétaro, como la Plaza de Toros Santa María: “por su arquitectura, las tradiciones y costumbres arraigadas desde hace tanto tiempo, debe preservarse y promoverse para que siga siendo parte de la identidad queretana”.

Ospital Carrera aseguró que esta propuesta es posible y viable desde un decreto de la Legislatura y que no se trata de algún espectáculos en particular, sino de un bien que es referente de nuestra entidad y de parte de su cultura: “el patrimonio cultural está cada vez más amenazado de destrucción, por causas de deterioro, pero también por la evolución de la vida social y económica”.

El líder estatal del PRI en Querétaro subrayó que la desaparición de un bien del patrimonio cultural, como lo es la Plaza de Toros Santa María, constituye un empobrecimiento nefasto del patrimonio de todos los queretanos.

“Sobran ejemplos de colaboración pública-privada en el mantenimiento de monumentos históricos, como la calle Madero en la Ciudad de México, cuyos inmuebles son de una empresa particular; la Peña de Bernal que es privada también, pero que sería impensable su venta o, el reciente caso del Teatro de la República, que siendo propiedad de un particular, fue adquirido por el Senado para su conservación», señaló.

Habrá sanciones por fuga de toro de la Plaza Santa María de Querétaro