AMLO condena ataques a civiles en Reynosa; FGR atraerá investigación

Reynosa

«Hechos lamentables en Reynosa, Tamaulipas le costaron la vida a personas inocentes, 14 personas inocentes, porque todo indica que no fue un enfrentamiento», dijo el mandatario en su conferencia matutina

El presidente Andrés Manuel López Obrador condenó este lunes la masacre ocurrida el sábado en Reynosa, Tamaulipas, frontera con Estados Unidos, en la cual se registró un saldo de 14 «inocentes» y cinco policías abatidos.

«Hechos lamentables en Reynosa, Tamaulipas le costaron la vida a personas inocentes, 14 personas inocentes, porque todo indica que no fue un enfrentamiento», dijo el mandatario en su habitual conferencia.

Los hechos se registraron cuando un comando disparó en diversos punto de Reynosa, «a gente que no estaba en plan de confrontación», enfatizó López Obrador.

«Es un ataque cobarde que le quita la vida a personas inocentes», reiteró López Obrador.

El Presidente dijo que ha dado instrucciones para que sea la Fiscalía General de la República la institución que investigue el caso.

Los ataques ocurrieron el sábado en diversos barrios de la ciudad de Reynosa a manos de sicarios que viajaban «a bordo de varios vehículos», dijo el domingo en un comunicado una agrupación que coordina a las fuerzas de seguridad en el estado.

Efectivos abatieron a cinco presuntos pistoleros, de acuerdo con las autoridades estatales.

«Al ser localizados, los individuos opusieron resistencia y agredieron a personal policial, el cual repelió la agresión», indicó el Grupo de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz en Tamaulipas.

Desde 2017, Reynosa, fronteriza con Estados Unidos, ha sufrido una escalada de violencia debido a la disputa de narcotraficantes por el control del tráfico de drogas.

Más de 300,000 personas, según cifras oficiales, han sido asesinadas en México desde que en diciembre de 2006 el gobierno federal de entonces lanzó un polémico operativo antidrogas con participación militar.

La mayoría de los asesinatos son atribuidos a pugnas entre bandas criminales.

Investigan ataques contra civiles en Reynosa, Tamaulipas