Tips para crear una mejor contraseña y evitar el robo de información

Al contrario de lo que se podría creer, alrededor de 23.2 millones de cuentas filtradas alrededor del mundo utilizan la leyenda “123456” como contraseña

Para mantener la privacidad de los datos cuando se navega en Internet depende mucho de si se cuenta con una contraseña fuerte, es decir, una contraseña que tenga un alto nivel de seguridad.

Al contrario de lo que se podría creer, alrededor de 23.2 millones de cuentas filtradas alrededor del mundo utilizan la leyenda “123456” como contraseña, de acuerdo con un estudio realizado por ESET.

Este tipo de contraseñas son utilizadas por la facilidad que se tiene para recordarlas, sin embargo, esto es completamente predecible para un ciberdelincuente, pues no representa ningún tipo de reto. Incluso es predecible para casi cualquier persona que quiera tener acceso a su información.

Es por lo anterior que Mathew Newfield, jefe de infraestructura y seguridad de Unisys comparte dos sencillos consejos para lograr crear una contraseña más segura y fuerte.

Consejo 1: Crea una frase de contraseña privada en lugar de utilizar una sola palabra. Se trata de una frase corta que tenga un significado para ti pero que no supere las tres o cuatro palabras. Un ejemplo sería: amo el chocolate. Esta será la frase de acceso privada y no debe ser compartida con nadie.

Consejo 2: Crea una clave de acceso. Esta clave puede imprimirse y guardarse en la cartera o el bolso, o incluso guardarse en el escritorio a la vista. Sin su frase de contraseña privada, es inútil.

A continuación, un ejemplo de clave de acceso:

  1. Utiliza la primera y la última letra de cada palabra de tu frase de acceso (mezcla mayúscula y minúscula).
  2. La letra «A» se sustituye por el símbolo «@».
  3. La letra «E» se sustituye por el número 3.
  4. Añade una designación de dos letras (mayúsculas) para lo que se está autenticando.
  5. Añade una designación de dos letras (minúsculas) para la estación actual del año.
  6. Añade los dos últimos dígitos para el año en curso.

Con tu clave de acceso podrás transformar tu frase de contraseña -por ejemplo, amo el chocolate- en una contraseña compleja, como se demuestra a continuación.

Paso 1: Utiliza las primeras y últimas letras de cada palabra en tu frase de acceso (amo el chocolate). AOELCE

Paso 2: Sustituir A = @OELCE

Paso 3: Sustituir E = AO3LC3

Paso 4: Añade 2 letras mayúsculas para el tipo de autenticación (por ejemplo, ML = mail, FB = Facebook, etc.) @O3LC3ML

Paso 5: Añade 2 letras minúsculas para la estación del año (por ejemplo, in = invierno, vn = verano, etc.) @O3LC3MLvn

Paso 6: Añade los dos últimos dígitos del año en curso. @O3LC3MLvn21

Consejo adicional: Se recomienda cambiar la contraseña periódicamente; con este método se puede cambiar simplemente la estación y el año para mantener la complejidad de la contraseña.

Conforme pasa el tiempo, los cibercriminales son más astutos y disponen de mejor tecnología para lograr sus fines. Por lo tanto, tener una contraseña segura es una de las cosas que están en nuestro control para evitar el robo de nuestra información principal.

Con información de El Economista

Esta fue la contraseña más usada por los internautas en 2020