Guillermo Lasso toma posesión como nuevo presidente de Ecuador

El exbanquero Guillermo Lasso es el nuevo presidente de Ecuador. Foto: Especial
El exbanquero Guillermo Lasso es el nuevo presidente de Ecuador. Foto: Especial

El político conservador Guillermo Lasso rindió juramento como nuevo presidente de Ecuador con el reto de enfrentar el impacto económico por la pandemia de COVID-19

El conservador Guillermo Lasso asumió el día de ayer como presidente de Ecuador con la promesa de reactivar la economía golpeada por la pandemia del coronavirus y crear puestos de trabajo para una población cansada por años de dolorosas medidas de austeridad.

El exbanquero y empresario de 65 años venció en el balotaje de abril al socialista Andrés Arauz, quien había prometido restaurar los generosos programas de gastos social y las políticas del expresidente Rafael Correa en el poder durante una década hasta el 2017.

Lasso recordó lo que ha sucedido en la última década: “Luego de más de diez años de autoritarismo, de agresiones, de intentos por instaurar un régimen perpetuo, los ecuatorianos asimilamos la más grande lección democrática: que no hay democracia sin participación”.

No solo a Rafael Correo le tocó dura crítica por parte de Lasso, también a Lenín Moreno: “Se acabó la persecución política en el Ecuador. Yo no he venido a saciar el odio de pocos, sino el hambre de muchos”, indicó.

Sobre el tema comercial, Lasso apuesta a desideologizar la política : «Hoy el Ecuador declara que abre sus puertas al comercio mundial», señalando que buscará ingresar «en el menor tiempo posible» al país petrolero en la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú) como «socio de pleno derecho».

«Abriremos a Ecuador a tratados de libre comercio con nuestros más grandes aliados», afirmó.

Líder del movimiento Creando Oportunidades (CREO), Lasso hereda un país en crisis económica, social y sanitaria: Ecuador es la séptima nación de Latinoamérica con más casos de COVID-19 (418 mil 851) y muertos (20 mil 193).

Lasso tiene pocos caminos claros para estimular el crecimiento económico dadas las estrechas finanzas estatales y un Legislativo liderado por el partido indígena Pachakutik que a menudo se ha opuesto al desarrollo de la minería y el petróleo, sectores clave que proporcionan gran parte de los ingresos por exportaciones al pequeño país andino.

El presidente saliente Lenín Moreno, que no buscó un segundo mandato no pudo alentar la economía utilizando las tradicionales medidas de mercado como recortes del gasto público y préstamos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otros organismos multilaterales.

Corte Constitucional de Ecuador despenaliza el aborto en casos de violación