Asamblea de Barrios se suma al poyecto de Luis Nava

Asamblea

Integrantes de la Asamblea de Barrios expresaron su apoyo al candidato común del PAN y Querétaro Independiente a la presidencia municipal, Luis Nava, porque demostró que sabe cumplir y nuevamente dará respuestas y resultados a las más de 2 mil 500 familias agremiadas

Con más de 2 mil 500 familias agremiadas, la organización Asamblea de Barrios ligada desde sus orígenes a la corriente de izquierda, anunció este día públicamente su apoyo de facto al candidato del PAN y QI en la capital, Luis Nava, al afirmar de manera categórica que se suman al proyecto del panista porque los ideales no resuelven problemas ni quitan el hambre, pero los buenos gobiernos sí.

“Hay que buscar el gobierno del color que sea, pero que dé resultados a la gente y a los agremiados; ya lo demostró con nuestra organización Luis Nava. Estamos seguros que nos volverá a cumplir y por eso estamos nuevamente aquí, mostrándole el apoyo de la Asamblea de Barrios”, afirmó su líder, José Román González.

Ante el apoyo, Luis Nava agradeció a cada integrante de la Asamblea de Barrios por esta decisión y refrendó que seguirá trabajando por la capital en una mejora continua, para impulsar obras y acciones que se traduzcan en respuestas para ellos.

“Seguiremos trabajando de manera muy coordinada con ustedes como asociación, pero sobre todo, como queretanos, que por nacimiento o decisión eligieron formar aquí a sus familias. Tengan la certeza que no detendremos ningún esquema de acompañamiento que haya impactado en positivo en sus vidas”.

A nombre de la organización, José Román González destacó que actualmente la Asamblea de Barrios tiene agremiadas a 2 mil 500 cabezas de familia en Querétaro, cada una con tres a cinco integrantes, por lo que resulta alentador el compromiso que fija Luis Nava para no detener la gestión en la capital, programas y apoyos a la economía de la gente.

La organización nació a raíz del temblor de la Ciudad de México en 1985 como resultado de la asociación y unión de la gente damnificada que requería una vivienda, luego de la catástrofe en base a una gran fuerza de cultura comunitaria; hoy tienen presencia en más de 10 estados de la República Mexicana y aquí representan a un importante grupo social que se aboca a la gestión de vivienda, para beneficio de sus afiliados.