Aguas con las aguas de la ZMCQ

La Zona Metropolitana de la ciudad de Querétaro tiene un catálogo de problemas relacionados con las aguas (potables, negras y pluviales) que no pareciera estar siendo comprendido por el conjunto de candidatos a conducir el gobierno del estado, o al menos no se refleja en propuestas concretas o con la profundidad debida en los documentos que he podido revisar en la red, en sus respectivos sitios oficiales.

Solución de mediano y largo plazo de las fuentes de abastecimiento de agua potable para la ciudad; eficiencia, practicidad y economías en el re-uso de aguas. Facilitar la gestión de la conectividad hasta el micromedidor y garantizar la correcta y justa cobranza de consumos; procurar que la habilitación y mantenimiento permanente de las infraestructuras a cargo tanto de la CEA como de los organismos operadores “privados” se realice al tenor de un plan integral, son algunos de los temas centrales cuya comunicación y deseable discusión parece estarse tratando, como se dice, por encimita.

El tema de la proliferación de pequeños organismos operadores privados es quizá el más delicado. Son de revisarse los expedientes de cada una de estas núbiles entidades y ver que tengan las garantías, fianzas y demás seguridades que señalan las leyes de la materia. De los nueve que se pueden identificar, algunos cuentan con concesión municipal y otros no. Esto es delicado. Una potencial Caja de Pandora, que al abrirla nos podría sorprender y dar cuenta de las calamidades que vienen: desorganización, desorden normativo, abusos y peloteo de las irresponsabilidades que vengan.

La cuestión es desentrañar claramente quiénes son estos nuevos y relevantes concesionarios; actores que controlan y deben garantizar que estos nuevos organismos operadores privados nazcan y funcionen con el rigor administrativo y la supervisión precisa, pues se deben garantizar, entre otros factores, la distribución equitativa; la gestión homogénea y la certeza de contar con un catastro hidrosanitario y pluvial que permita saber cómo son y dónde están las líneas de tuberías, válvulas y demás equipamientos que cada uno de estos organismos van aprobando y técnicamente tienen la obligación de cerciorarse que queden bien construidos y permitan con calidad y eficiencia administrativa tanto que se irrigue como que se recojan las aguas aprovechadas en cada zona de la ciudad para su reutilización.

Aunado a estos puntos, la federación debe atender el tráfico y especulación de títulos de agua, que es otro tema que tiene que transparentarse, a través de mecanismos vigilados por el interés público, junto con los criterios y la normatividad con que se deciden las factibilidades y la división por zona de las fuentes de abastecimiento que ahora controlan estos organismos particulares. Todo un tema del que nada se está hablando y que constituye un asunto de supervivencia para la árida Zona Metropolitana de nuestra querida ciudad de Querétaro, donde ya se perfora a más de 600 metros de profundidad.

Y es que la abundancia de temas relevantes en campaña como la movilidad y la seguridad desplazan el análisis y discusión de la problemática del agua, que, mientras la tengamos, poco importa, pero el día que pudiera faltar, que no es poco probable, todos tendremos una opinión y un reclamo, y señalaremos a un culpable.

Candidatos: sería bueno ir poniéndole el cascabel al gato.