Aprende a ahorrar jugando

ahorra

Comenzar con la educación financiera desde temprana edad, ayudará a los pequeños a manejar adecuadamente sus finanzas cuando sean adultos

Para muchos pequeños, el dinero ni siquiera es un medio o un fin, y probablemente  no lo vean como una parte esencial de una transacción comercial. Es por ello, que hay muchos padres que constantemente se preguntan cómo enseñarles a los menores sobre el manejo del dinero. Aquí algunos consejos.

  1. Enseñar el valor del dinero, hay que hablar de manera clara de la forma en que los padres trabajan para ganar un salario y cubrir todas las necesidades de la familia.
  2. Platicar sobre el presupuesto, una vez que reciban su domingo, es importante mostrarles cómo administrar el dinero recibido para no gastarlo todo de una sola vez.
  3. Acercarlos a los productos financieros, hay que explicarles la importancia de que pongan su dinero ahorrado en un lugar seguro, de esta manera comenzarán a familiarizarse con términos y productos financieros como ahorro, tarjetas y bancos.
  4. Explicarles cómo funcionan las tasas de interés para que tengan una noción clara cuando puedan administrar sus propias tarjetas de crédito.

Un ahorro de acuerdo a su edad

2 a 4 años

Durante esta etapa, en la que los niños aprenden los números, una alcancía puede ser una manera sencilla de introducirlos a la idea de ahorrar.

5 a 7 años

Los niños comienzan la escuela primaria y empiezan a entender el valor del dinero, en esta etapa se pueden poner metas de ahorro a corto plazo como comprar un juguete o algo que deseen.

8 a 12 años

En esta etapa, los niños ya están listos para metas de ahorro a largo plazo y fortalecer este hábito, es útil ayudarles a abrir una cuenta de ahorro en un banco para explicarles conceptos como crédito, intereses, tarjetas e inversiones.

13 a 18 años

Los adolescentes están listos para tener su propia cuenta de ahorro en el banco y fortalecer el aprendizaje adquirido, hay que permitirles practicar eligiendo acciones y tomando decisiones en cuanto a inversiones.

Fomenta el hábito del ahorro en los niños aún en tiempos de crisis