Somos humanistas, responde AMLO a Christopher Landau tras acusación de que gobierno es pasivo frente a cárteles del narcotráfico

El presidente Andrés Manuel López Obrador reviró al exembajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau quien acusó al gobierno federal de tener una actitud pasiva frente a los cárteles del narcotráfico

Luego de que el exembajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, lo acusó de adoptar una actitud de “pasividad” y de “dejar hacer” a los cárteles del narcotráfico en nuestro país, el presidente Andrés Manuel López Obrador respondió al que su gobierno es humanista y no de medidas coercitivas.

“Son concepciones distintas. A lo mejor en Estados Unidos piensan de otra manera, el ex embajador Landau, que hay que arrasar, que hay que aplicar exterminio, masacrar, nosotros no, tenemos una concepción distinta, nuestro gobierno es humanista y queremos conseguir la paz con justicia”, planteó.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, el mandatario mexicano se dijo sorprendido de la declaración del ex embajador estadounidense, pues dijo que “se portó muy bien con nosotros”.

“Fue muy respetuoso que lo anteriores se metían hasta la cocina. Hubo un Embajador creo que en el gobierno de [Felipe] Calderón (en referencia a Carlos Pascual) que hasta declaraba, descalificando al Ejército, y exaltando a la Marina, porque en ese entonces ellos tenían mucha injerencia en la Secretaría de Marina. (…) Le contesté que no tenía por qué meterse en asuntos que sólo nos corresponden a los mexicanos”.

Luego de que Christopher Landau afirmó que las organizaciones criminales mexicanas controlan entre el 35% y el 40% del territorio nacional, López Obrador consideró que “es una exageración, no es así”, aunque no ofreció mayores datos.

Dijo estar seguro de que las afirmaciones de Landau no fueron de mala fe, sino porque “tenemos una concepción distinta (de cómo atender la inseguridad)”.

“Él tiene una concepción distinta. Ellos piensan, y como era antes, que se llegó a extremos en que las agencias extranjeras eran las encargadas de aplicar la política de combate al narcotráfico. Con nosotros las cosas cambiaron, son distintas”, sostuvo.

López Obrador argumentó que cuando ordenó en 2019 la liberación del narcotraficante Ovidio Guzmán, y posteriormente con la masacre de 9 integrantes de la familia LeBarón, el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le llamó para ofrecerle enviar a nuestro país fuerzas de seguridad.

“Las llamadas telefónicas que me hizo, el ofrecimiento era que querían ayudar enviando grupos para enfrentar al narco en México. Yo les agradecí el apoyo y amablemente les dije que era un asunto nuestro, que nosotros teníamos que enfrentar, y quiero reconocer que el presidente Trump fue siempre respetuoso”, expuso.

En ese marco, dijo comprender que el exembajador Landau “tenga esa opinión, porque efectivamente nosotros lo que tenemos como prioridad en materia de seguridad es atender las causas que originan la violencia. Para nosotros lo principal es que no haya pobreza, que los jóvenes sean atendidos, que tengan garantizado el derecho al estudio, al trabajo. Son dos concepciones distintas, una es querer resolver el problema con medida coercitivas, atacando a las bandas con todo y dejando sin atención al pueblo. Nosotros pensamos que si se atienden los problemas sociales, si los jóvenes tienen posibilidad de trabajo, de estudio, podemos enfrentar el problema del narcotráfico, de la violencia”.

López Obrador aseguró que no está de acuerdo que agentes extranjeros “profanen cuerpos de supuestos capos, no queremos eso, no queremos la violencia, y lo de Sinaloa, fue una instrucción de que yo di porque estaba en riesgo la población y me importa más la vida de la gente”.

Los dichos de Landau

Durante una reunión con diplomáticos de su país el 20 de abril, el exembajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, dijo que el presidente Andrés Manuel López Obrador adoptó frente a los cárteles del narcotráfico una actitud de ‘laissez faire’ (dejar hacer) frente a los grupos criminales, los cuales -advirtió- controlan entre el 35% y el 40% del territorio nacional.

Comentó que el presidente mexicano tiene una agenda local muy ambiciosa, pero centrada en los programas sociales.

Calificó como “evidente” el ataque que realizó el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) contra el secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, en junio de 2020.

“Nunca había habido un ataque tan descarado en el corazón de la Ciudad de México. Y, para mi sorpresa, el gobierno central mexicano básicamente no hizo nada. No dijeron: ‘ya fue suficiente. No podemos tolerar una cosa así’”, mencionó.

Comentó que el gobierno mexicano “dejó ir” a Ovidio Guzmán, hijo del ‘Chapo’ Guzmán, lo que calificó como “un momento terrible” donde “el Ejército mexicano fue superado en armas”. Por ello, consideró que López Obrador intenta evitar “un conflicto abierto” con los cárteles.

Con información de El Economista

Texas pide a Joe Biden designar a cárteles mexicanos como grupos terroristas

EEUU ofrece 5 mdd por información para capturar al “Jardinero”, presunto jefe de plaza del CJNG