Contabilizan 900 denuncias feministas en el Monumento a La Corregidora

Comenzaron las labores de restauración del Monumento a La Corregidora. Foto: Especial
Comenzaron las labores de restauración del Monumento a La Corregidora. Foto: Especial

El proceso de restauración del Monumento a La Corregidora durará aproximadamente 2 meses, mientras que la restauración del Acueducto terminará el 10 de junio próximo

Fueron, por lo menos, 900 pintas las detectadas en el monumento a la Corregidora y aproximadamente 300 en el acueducto (Los Arcos), así lo dio a conocer Anabel Karina Suaste Martínez, responsable del trabajo de restauración a los monumentos del Centro Histórico; tras haber realizado un registro fotográfico de las denuncias del movimiento feminista en diversos inmuebles históricos de la capital, en su mayoría, durante la marcha del pasado 8 de marzo.

La licenciada en Restauración de Bienes Muebles indicó que el proyecto contempla también el Jardín Zenea, Plaza Constitución y la Fuente de Neptuno, que suman cinco monumentos; todos ubicados en la delegación del Centro Histórico. Así mismo, abundó en que también ya comenzaron a remover las pintas de manera técnica, es decir, el diagnóstico para saber cómo van a intervenir.

“Estamos haciendo todo el diagnóstico para poder saber cómo vamos a intervenir, porque no sólo es de manera técnica; sino hay que involucrar toda una investigación tanto histórica como cultural de los bienes a intervenir, en este caso de todos los monumentos. Yo creo que lo más fuerte que hemos hecho ahorita ha sido el registro de cada una de las denuncias que hemos detectado alrededor de 900, al menos aquí en el monumento a la Corregidora, y en el acueducto son alrededor de 300 denuncias gráficas que estamos ya eliminando”.

La responsable agregó que la restauración de los monumentos es un proceso delicado porque tienen que hacer previas pruebas de solubilidad, es decir, utilizar solventes que no dañe a las superficies donde están las pintas.

“Lo que hacemos es una acción mecánica muy puntual en cada una de las denuncias gráficas para poder removerlas. Son procesos químico-mecánicos, utilizamos hisopos embebidos con algunas sustancias de acuerdo al tipo de material con el que se realizó la pinta, nosotros determinamos si se trata de un hidrocarburo, si se trata de un polivinilo, para poder detectar que tipo de solvente nos va a funcionar y retirarlo de manera puntual. En la loseta se utiliza otro producto que es muy amable para el material pétreo donde lo que hace es limpiar únicamente la pintura sin penetrar en el material”.

Finalmente, agregó que el trabajo de remover las pintas inició el pasado jueves 15 de abril y se espera que en el Acueducto este concluya el 10 de junio; mientras que en el Monumento a La Corregidora requerirán de dos meses. Su equipo consta de un equipo de seis restauradores y dos ayudantes especializados.

Feministas pegan denuncias anónimas en Centro Histórico de Querétaro