Cepal propone que negocios abiertos en pandemia paguen “impuesto de solidaridad”

Sería un impuesto “de solidaridad” aplicable a los negocios que se mantuvieron operando en plena pandemia y generaron riqueza

El cambio en la estructura tributaria que requieren los países de América Latina y el Caribe para responder a las secuelas de la pandemia podría incluir un impuesto temporal a la riqueza de acuerdo con la propuesta de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Sería un impuesto “de solidaridad” aplicable a los negocios que se mantuvieron operando en plena pandemia y generaron riqueza.

De acuerdo con la Secretaria Ejecutiva de la Comisión, Alicia Bárcena, la recaudación de este nuevo gravamen podrían utilizarse para financiar las necesidades de la población afectada por la pandemia, ya sea fondeando los apoyos fiscales o favoreciendo la compra de vacunas.

Al presentar el documento Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2021, la funcionaria sostuvo que sería pertinente también una reorientación estratégica del gasto como base de la recuperación.

En el documento, reconocieron que la recuperación económica de la región será más lenta que en el resto del mundo y podría completarse de forma heterogénea hasta el año 2023.

Reducir la evasión

Por ello, tal como lo explicó a El Economista al inicio del año, la Secretaria Ejecutiva explicó que un punto de arranque en lo que se consolida la recuperación, sería avanzar en eliminar la evasión tributaria, así como la elusión y el gasto fiscal.

En el documento precisan que la evasión tributaria resta 325,000 millones de dólares anuales al erario de América Latina y el Caribe, el equivalente a 6.1% del Producto Interno Bruto (PIB).

Una vez que la actividad económica lo permita, se puede consolidar el impuesto a la renta a personas físicas y corporaciones, así como extender el alcance de los impuestos sobre el patrimonio y la propiedad.

La Comisión propuso también la aplicación de impuestos a la economía digital, aprovechar los gravámenes ambientales y aplicar impuestos relacionados con problemas de salud pública, así como revisar y actualizar regalías de industrias extractivas.

Los expertos de la Comisión también recomendaron la firma de acuerdos multilaterales para reducir la evasión fiscal y los flujos financieros ilícitos; así como reducir la evasión de corporaciones multinacionales y de personas físicas a través de paraísos fiscales y traslado de beneficios.

Gasto estratégico

En el documento de la Comisión, divulgado en el primer día del Seminario Regional de Política Fiscal número 33, explicaron que si algo ha dejado claro la pandemia son las deficiencias del sistema educativo y de salud.

De ahí la relevancia de impulsar un cambio en el gasto público para dirigirlo a fortalecer los  sistemas de protección social, la salud, el cuidado y la educación. Requerimientos que demandarán una trayectoria creciente del gasto público en el tiempo.

La propuesta concreta para el gasto, es mantener transferencias de emergencia durante 2021, fortalecer el apoyo a micro, pequeñas y medianas empresas, promover la inversión intensiva en el empleo en sectores estratégicos con igualdad de género.

Otorgar incentivos al desarrollo productivo de cara a la revolución digital, la sostenibilidad y la acción climática con tecnologías limpias.

Destacaron que son tres los grandes desafíos del gasto: El primero es vincular las demandas de corto plazo con inversiones de largo plazo; el segundo es el crecimiento pro – empleo ante el cambio tecnológico acelerado así como la urgencia de invertir en el cuidado del ambiente y la inclusión social.

Con esta propuesta, la Cepal se convierte en el segundo organismo internacional que en menos de dos semanas, propone cambios tributarios para responder a la pandemia que sigue presente en la región y para enfrentar a choques externos.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) lanzó un llamado similar a los 199 países miembros en sus reuniones de primavera, ante la creciente deuda y el riesgo que implica aún la pandemia.