En México, 18 de las 50 ciudades más violentas del mundo

ciudades

José Antonio Ortega Sánchez, presidente de la asociación civil Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal evaluó que “el epicentro de la violencia en el mundo sigue estando en México, porque tanto en el ranking del 2019 como en el de 2020, 19 y 18 ciudades (respectivamente) estuvieron como las más altas en homicidios dolosos»

Celaya, Tijuana, Ciudad Juárez, Ciudad Obregón, Irapuato y Ensenada encabezaron en 2020, en ese orden, la clasificación de las 50 ciudades más violentas del mundo, cuyas tasas de homicidios por cada 100,000 habitantes fueron de 109.3, 105.1, 103.6, 101.1, 94.9, y 90.5, respectivamente.

“De las 50 ciudades del ranking 2020, se ubican en México 18, en Brasil 11, en Venezuela seis, en Estados Unidos cinco, en Sudáfrica cuatro, en Colombia dos, en Honduras dos y hay una de Puerto Rico y una de Jamaica”, precisa el reporte elaborado anualmente, desde el 2008 en forma ininterrumpida, por la asociación civil Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.

Uruapan, Michoacán, se ubicó en el lugar ocho de la lista, con 72.5 homicidios por cada 100,000 habitantes; Zacatecas capital, en el sitio 15, con 59.2; Acapulco, Guerrero, el 18, con 54.1; Culiacán, Sinaloa, el 25, con 49.4; Cuernavaca, Morelos, el 26, con 48.6; Morelia, Michoacán, el 27, con 47.4; Chihuahua capital, el 32, con 42.8; Colima capital, el 35, con 41.1; Benito Juárez (Cancún), Quintana Roo, el 44, con 36.3; Victoria, Tamaulipas, el 45, con 35.4; León, Guanajuato, el 47, con 35 asesinatos, y el sitio 49, con una tasa de 34.6 homicidios, lo ocupó Minatitlán, Veracruz.

Estrategia en seguridad

En entrevista, José Antonio Ortega Sánchez, presidente de la asociación, evaluó que “el epicentro de la violencia en el mundo sigue estando en México, porque tanto en el ranking del 2019 como en el de 2020, 19 y 18 ciudades (respectivamente) estuvieron como las más altas en homicidios dolosos, que es con lo que estamos calificando este ranking”.

Se dijo preocupado porque “la política pública que está aplicando el presidente, Andrés Manuel López Obrador, no es la adecuada y tiene que haber un cambio para que podamos tener una menor violencia y un país donde podamos convivir mejor”.

El experto indicó que es necesario “abatir la impunidad, enfrentar a las milicias privadas de los grupos criminales, ejecutar todas las órdenes de aprehensión, investigar, perseguir y castigar a todos los responsables de los homicidios y especialmente de los delitos violentos».

Ante el cuestionamiento sobre si es necesario cambiar la estrategia de militarización, Ortega Sánchez dijo que “no necesariamente. Lo que pasa es que, ahorita, a los militares los tienen encargados de la seguridad pública, construyendo aeropuertos (…) no están concentrados en el problema de la seguridad pública.

“Y lo mismo con la Guardia Nacional, los tienen de policías migrantes cuidando la frontera sur, en muchas tareas, y no hay una estrategia específica que vaya a enfrentar, donde se está generando la violencia (…) Ahí es el punto que no se está enfrentando y que está desbordando la violencia en varias partes del país”.

Para Javier Oliva Posada, investigador de la UNAM, uno de los grandes factores que influye en el tema de inseguridad son las condiciones de comunicación terrestre.

“Es una paradoja, porque las buenas condiciones de infraestructura de comunicación terrestre propician de alguna manera la presencia de organizaciones criminales”, mencionó.

Por otro lado, el experto adicionó que la debilidad en la estructura de las instituciones policiacas y judiciales locales contribuyen a que los niveles de homicidios crezcan en algunas zonas de nuestro país.

“Tú puedes tener una ciudad muy bien comunicada, no necesariamente una capital como puede ser el caso de Celaya u otra ciudad del Bajío, pero la debilidad estructural de las instituciones de seguridad pública locales, contribuyen de alguna manera a que el ambiente de violencia se manifieste en dichas zonas”, expresó.

Afirman que Celaya, Guanajuato, es la ciudad más violenta del mundo