Afirman que Celaya, Guanajuato, es la ciudad más violenta del mundo

Según el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, la ciudad de Celaya es la más violenta del mundo. Foto: Especial
Según el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, la ciudad de Celaya es la más violenta del mundo. Foto: Especial

El municipio de Celaya, Guanajuato, es la ciudad más violenta del planeta con una tasa de 109.38 homicidios por cada 100 mil habitantes; afirmó el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal

Con una tasa de 109.38 homicidios por cada 100 mil habitantes, el municipio de Celaya, perteneciente al vecino estado de Guanajuato, es la ciudad más violenta del mundo; de acuerdo con el Ranking 2020 de las 50 ciudades más violentas del mundo, el cual fue elaborado por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.

De acuerdo con los datos de dicha organización, 699 homicidios ocurrieron durante el año pasado en aquella localidad guanajuatense, que tiene una población de 639 mil 052 habitantes.

Según cifras de Semáforo Delictivo, el estado de Guanajuato fue escenario de por lo menos 3 mil 296 homicidios.

El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal destacó que siete de las 10 ciudades más peligrosas del mundo se encuentran en México: Celaya, Guanajuato; Tijuana, Baja California; Ciudad Juárez, Chihuahua; Ciudad Obregón, Sonora; Irapuato, Guanajuato; Ensenada, Baja California; y Uruapan, Michoacán.

Asimismo, detalló que el municipio de Irapuato, también ubicado en el estado de Guanajuato, es la quinta ciudad más violenta del mundo con una tasa de 94.99 homicidios por cada 100 mil habitantes; luego de que -durante el año pasado- se registraran 823 muertes violentas en una localidad de 866 mil 370 pobladores.

La organización sostuvo que 18 de las 50 ciudades más peligrosas del mundo se encuentran en México, el cual -afirmó- “lleva dos años como epicentro mundial de la violencia homicida”.

“En 2019 y 2020, se ha aplicado la peor política de ‘control’ del crimen por parte del Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador; por un lado, al no actuar contra los grupos criminales, principales responsables de la violencia, más que excepcionalmente, bajo la suposición de que las fuerzas del orden no molestan a los hampones, ellos se portarán bien; por otro lado, aplicar vastos programas de subsidios con la esperanza de que los delincuentes, a cambio de ellos, dejen de delinquir”, aseguró.

Detenidos en Querétaro, vinculados a multihomicidio en Celaya