Bien estar: estar bien

Hay un incremento notable en la frecuencia de dolores de espalda y de cuello y esto puede ser una consecuencia justo de una mala postura. Todos los días procura estar lo mejor alineado posible. Aquí te explicaremos cómo

Por Sofía Pérez Pavón Vela
Creadora del método y’u®

Un buen consejo que tenemos para ti es que seas más consciente de tu postura, porque le da mucha información a tu cerebro.

Observa a tu alrededor y, por su postura, podrás notar el estado de ánimo de las personas que te rodean. Ahora vete al espejo y observa, no modifiques nada. Hay un incremento notable en la frecuencia de dolores de espalda y de cuello y pueden ser una consecuencia justo de una mala postura. Todos los días procura estar lo mejor alineado posible. Aquí te explicaremos cómo.

Si buscamos en el diccionario, posiblemente encontraremos la definición de bienestar, como una persona saludable en los aspectos físico y mental. También hará referencia a las situaciones y elementos vitales, para satisfacer cada necesidad.

En Método y’u®, conocemos a la perfección los factores para lograr bienestar. Para lograrlo, conseguimos la prevención de enfermedades. Una vida sana es la que nos da calidad segundo a segundo.

Podemos empezar por estos tres pilares:

• Nutrición balanceada: en tus alimentos, combinar muchos colores y tratar de consumir productos que se movían antes de estar en tu mesa (proteínas), los que nacen en la tierra (granos, frutas, verduras) y grasas buenas (grasas que vienen en la verdura y fruta).

• Equilibrio energético: alimentarse de acuerdo con la actividad física rutinaria y requerimientos específicos individuales.

•Hábitos saludables: mantenerse en forma mediante ejercicio y mucha gente que te quiere y quieres, hacer actividades que verdaderamente te causan bienestar.

•Mentalidad positiva: la actitud es capaz de cambiar al mundo donde vivimos, es resultado del lugar donde decidimos focalizarnos.

Para entrar en el camino del bien-estar, nos hacemos conscientes de aspectos tal vez no imaginados anteriormente, ahora los exponemos.

-Buena postura:

1) Hombros alejados de orejas, relajados.

2) Coronilla de la cabeza alejada del coxis, estiramos hacia el cielo.

3) Abdomen cerca de la columna. Para lograrlo, nos imaginamos que nos ponemos un cinturón cómodo.

4) Corazón abierto: nuestro pecho se infla con aire.

5) Barbilla ligeramente hacia el pecho, en posición relajada donde entra y sale fácilmente el aire.

Poco a poco se adquiere la conciencia de hacerlo automáticamente, nunca te puede doler y se debe sentir muy cómodo (no lleves los hombros hacia atrás, relájalos en posición neutra y si no sabes cómo, simplemente llévalos delante, en medio, atrás, en medio, y ahí los dejas). Este es el proceso para lograr la buena postura, se reparte durante todo el día: primera semana 30 minutos; segunda semana, una hora y media; tercera semana, dos horas y media; cuarta semana, cuatro horas; quinta semana, seis horas; sexta semana, ocho horas.

Los cambios empezarán a fluir de manera notoria, el abdomen tendrá más fuerza gracias al trabajo de musculatura profunda, la capacidad pulmonar irá en aumento y aumentará la energía por su fluidez, la tensión en hombros, cuello y nuca desaparecerá, la capacidad de concentración será mayor, al igual que la memoria, la apariencia física cambiará, se hará recta y espigada, las lumbares se verán beneficiadas por el peso que dejarán de cargar, dormirán mejor.

Cualquier duda, ¡márcanos o búscanos en las redes sociales! Nuestros teléfonos: 442-258-0597 y 442-747-5943, y nuestras redes sociales: @metodoyu.