Anuncian reclutamiento de voluntarios para vacuna «Patria» contra Covid-19

reclutamiento

Para esta fase de reclutamiento, se invitará a 100 voluntarios entre 18 y 55 años, que se encuentren sanos y que residan en la Ciudad de México. Serán vacunados durante los próximos días, pues se espera tener los resultados a finales de mayo

El gobierno de México anunció este martes el inicio de los estudios clínicos para la vacuna Patria, de «desarrollo 100% mexicano», contra Covid-19, «Si todo sale como esperamos, tendríamos a final de este año una vacuna mexicana que sería puesta a disposición de la Cofepris para su aprobación y uso de emergencia», explicó María Elena Álvarez-Buylla, directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Dijo que México es capaz de desarrollar su propia vacuna contra la Covid-19, la cual fue seleccionada por el Comité Nacional, Tecnología e Innovación en Salud Pública y coordinado por el Conacyt. En conferencia de prensa matutina, junto al presidente Andrés Manuel López Obrador, se detalló que es una vacuna de fácil aplicación, por vía nasal o muscular y cumple con dos objetivos: Ser accesible por su precio y con alta seguridad; además, por la naturaleza de su plataforma, sería posible generar vacunas contra distintas variantes de SARS-CoV-2 y otros virus.

La funcionaria explicó que en el proyecto participan científicos de universidades tanto nacionales como internacionales, la empresa Avimex, los institutos nacionales de salud pública y el Instituto Mexicano del Seguro Social para la parte de investigación clínica.

Avimex, laboratorio de vacunas veterinarias, se comprometió con dos plantas de producción, ahora para vacunas humanas que requieren de medidas de bioseguridad más estrictas. Esta empresa tiene un acuerdo de licencia con Mount Sinai (el sistema médico académico más grande de la ciudad de Nueva York), quien tomó como base el virus llamado Newcastle para generar posibles vacunas contra Covid-19, con ello se permite a México comenzar pronto los ensayos de Fase 1 en humanos, que fueron anunciados por Álvarez Buylla.

Para esta fase de reclutamiento, se invitará a 100 voluntarios entre 18 y 55 años, que se encuentren sanos y que residan en la Ciudad de México. Serán vacunados durante los próximos días, pues se espera tener los resultados a finales de mayo. Los lotes vacunales para este ensayo clínico fase 1 ya están hechos y han sido aprobados por la Cofepris.

De acuerdo con la funcionaria, de tener éxito, este desarrollo permitiría ahorros de hasta un 855% con respecto a la adquisición de vacunas fuera del país. “Esperamos contar con un desarrollo vacunal 100% mexicano contra la COVID-19 para proteger la salud de la población”, dijo la directora del Conacyt.

“Patria es resultado de la colaboración mixta y solidaria entre el Conacyt y distintas instituciones del gobierno de México con un laboratorio mexicano sólido y ejemplar: Avimex”, destacó Álvarez-Buylla.

Mount Sinai confirmó el 8 de marzo pasado que esta vacuna candidata de bajo costo podría producirse tanto en Estados Unidos y en todo el mundo con infraestructura existente, lo que lo hacía segura y podría ayudar a los países de ingresos bajos y medios a producir rápidamente cientos de millones de vacunas.

Arturo Reyes Sandoval, director general del Instituto Politécnico Nacional (IPN), dijo que “Diseñar hasta probar en ensayos clínicos y tener ya una vacuna que obtenga la licencia, solo cuatro o cinco países (…) yo diría que el 5 al 8% pueden llegar a aprobarse”. Agregó que en cuanto se administre al primer voluntario nos vamos a posicionar dentro de los primeros siete u ocho países que tienen la capacidad de diseñar sus vacunas, de producirlas y probarlas a pequeña escala en ensayos preclínicos y de llevarlas a ensayos clínicos”.

La ciencia detrás de esta vacuna

Constantino López Macias, doctor en ciencias biomédicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, explica que la posible vacuna Patria tiene seis sitios de estabilización y es una nueva generación de expresión de la proteína. Utiliza como vector el virus Newcastle por sus múltiples ventajas y sería una segunda generación de vacunas contra coronavirus.

La estabilización que genera la vacuna requiere de una forma como un tulipán. “Cuando el virus invade la proteína de la espícula se vuelve como una lanza; entonces, esta forma de lanza ya no permite la formación de anticuerpos adecuados, entonces se necesita estabilizar la forma de tulipán y esto es lo que se está haciendo de manera muy importante en este desarrollo”.

Álvarez Buylla aseguró que es muy difícil llegar hasta este punto, pues solamente entre el 10 y el 20% llegan a fase I. Todavía queda el desarrollo de las tres fases de estudios clínicos, en donde también hay incertidumbres, pero aseguran tener una base sólida para tener confianza en que este desarrollo realmente pueda llegar a ser un desarrollo vacunal mexicano.

El vector Newcastle se ha utilizado en los laboratorios Avimex por 15 años, principalmente en el desarrollo de biológicos aplicados a uso veterinario, para el tema de Covid-19 se han hecho pruebas preclínicas en varias especies animales, como roedores y cerdos, mismos que tienen un sistema inmunológico muy similar al humano.

Adolfo García-Sastre, doctor en biología de la Universidad de Salamanca, explica que es un método de producción muy similar o idéntico al de otras vacunas que se están usando frecuentemente en el mundo. “Son vectores que no dan lugar a efectos adversos, son vectores que tienen una gran capacidad de inducir una respuesta inmunogénica fuerte, una capacidad de protección muy fuerte y es lo que queremos probar ahora con los primeros ensayos que van a comenzar”.

Con información de El Economista

Vacuna mexicana «Patria» podría estar lista para su aplicación a finales de 2021: Conacyt