COVID-19 baja las cortinas de locales

La crisis económica, la falta de liquidez y el aumento del costo de la renta son algunos de los motivos que ocasionaron el cierre de los negocios como consecuencia del impacto de la pandemia de COVID-19

Ante la caída en las ventas como consecuencia de la pandemia generada por el COVID-19, locatarios que se encuentran en las plazas comerciales de la Zona Metropolitana de Querétaro se han visto en la necesidad de cerrar sus negocios de manera temporal o definitiva, afectando el funcionamiento de todo el centro comercial.

Durante un recorrido por diversas plazas comerciales, se observó que por lo menos en cada una de ellas hay cinco locales que cerraron debido a que no pudieron llevar al día los gastos generados durante el tiempo que permanecieron cerrados y tuvieron falta de liquidez.

Este fue el caso de María López del Llano, quien tenía un local en una de las plazas comerciales que se ubica sobre Bernardo Quintana y que tuvo que cerrar debido a la crisis económica que se generó por la contingencia sanitaria.

“Tuvimos que cerrar porque la situación se agravó, al principio porque estuvimos cerrados los primeros meses que inició la contingencia sanitaria, y luego cuando ya pudimos abrir, pues, no tuvimos suficiente liquidez para seguir con el negocio de venta de ropa bordada y sombreros”.

Destacó que con el cierre de su negocio no solo ellos “salieron perdiendo”, sino también sus proveedores, quienes eran artesanos de Amealco.

“Todos nuestros productos eran hechos por manos de los artesanos de San Ildelfonso del municipio de Amealco y, bueno, con el cierre de nuestro negocio también tuvimos que disolver el contrato que teníamos con los artesanos, así que no solamente nosotros perdimos nuestra principal fuente de ingreso, sino también ellos”.

Recordó que en 2018 se jubiló y el capital que juntó en un año lo invirtió en poner el negocio en donde principalmente vendía blusas, bolsas y sombreros bordados, aretes, collares y muñecas Lele (Amealco) y Dönxu (San Ildelfonso).

“Estaba muy emocionada con este proyecto que inicié en 2019, pero cuando llegó la pandemia en 2020 todo ese proyecto por el que trabajé durante años para reunir el dinero, se vino abajo; me pesa mucho no solo ver cómo se me va entre las manos mi esfuerzo y dinero, sino que también me duele que los artesanos se quedaron sin trabajo”.

Nos aumentaron 10% la renta del local

Fernando Escobedo Luján, quien desde 2017 tenía en una de las plazas comerciales una tortería, afirmó que la pandemia lo obligó a cerrar su negocio y, aunque las tortas están en el rubro de comida, en ocho meses la gente dejó de ir.

“Durante los primeros ocho meses de la pandemia, en la que todos tuvimos que permanecer en casa, obviamente la gente dejó de venir y, cuando ya nos dieron oportunidad de trabajar porque la comida se consideró elemento esencial, la gente siguió sin salir de su casa”.

Refirió que el motivo por el que él decidió cerrar su local fue porque en enero de este año, la persona que le rentaba el local le dijo que le iba a aumentar la renta y él no tenía liquidez como para cubrir ese monto.

“Nos aumentó un 10 por ciento la renta del local y la verdad es que se nos hizo pesado cubrir el monto, porque era más lo que estábamos invirtiendo en materia prima y productos que en ganancias, entonces, el aumento que para nosotros fue muy representativo y después de pensarlo mucho y de echar números, decidimos cerrar el establecimiento”.

Esto afectó su economía, sobre todo porque ese ingreso que recibía lo destinaba, una parte, a los gastos y servicios de su casa, y con la otra apoyaba a su hija.

“Lo que sacábamos de la tortería nos alcanzaba bien para pagar los servicios de la casa en la que vivo con mi esposa y eso también nos alcanzaba para apoyar a mi hija, quien es mamá soltera y quien tiene una pequeña de tres años con capacidades diferentes, pero ahora ni una cosa ni otra, porque en enero cerramos el local”.

Locales vacíos generan percepción de abandono

Laura Centeno Rosas, quien trabaja en una joyería ubicada en una plaza comercial en Corregidora Sur, aseguró que el hecho de que la plaza tenga varios locales desocupados da una imagen de desolación que afecta al resto de los negocios.

“Muchas personas nos han preguntado si la plaza comercial seguirá funcionando, porque seguido ven, y también lo vemos nosotros, que muchos locales están desocupados y eso da una impresión de la plaza abandonada”.

Confió en que la percepción de la gente cambie cuando todos los locales vuelvan a ser ocupados, pues de eso depende que la gente compre.

Multifactorial, movilización de locales: Canaco

Fabián Camacho Arredondo, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco) delegación Querétaro, afirmó que de los mil 600 locales afiliados a ese sector que han cerrado en un periodo de un año, el 40 por ciento (640 negocios) cerró por razones de costos de renta.

Enfatizó que han sido diversos los factores que han provocado el cierre de los negocios, entre ellos la crisis económica, la falta de liquidez y el aumento de la renta, principalmente.

“No tengo el dato desglosado de cuántos de los locales que cerraron o se cambiaron haya sido por la crisis económica, por falta de liquidez o por el aumento en la renta de los locales (…) lo cierto es que gran parte de ellos transitó a llevar sus negocios de un punto de venta físico a su casa o lo montaron en plataformas digitales, grupos de WhatsApp y Facebook”.

“El cierre de los negocios fue multifactorial: costos de renta, costos de nómina, imposibilidad de poder aperturar y en algunos casos la gente ya no renovó sus licencias de funcionamiento por la incertidumbre de si nos íbamos a mantener en Escenario B o regresaríamos a Escenario C, pagar una renta con un horario de hasta las cinco de la tarde no termina por ser negocio, mucha gente dejó de cubrir costos de renta de locales por ese fenómeno, pero el tema de movilización de locales es multifactorial, incluyendo que en algunos casos se incrementó la renta a principios de 2021”.

En días pasados, “Códigoqro” publicó que Camacho Arredondo aseguró que al menos el 15 por ciento de los locales de las plazas comerciales de la Zona Metropolitana de Querétaro fue desocupado.

“Sí tenemos identificado ese desafío, particularmente por todo lo que fue el 2020; lo que las plazas comerciales nos han compartido es que en términos de promedio existe una desocupación aproximadamente del 15 por ciento de los locales y existe otro porcentaje importante que mantiene algún tipo de convenio por pago de rentas y servicios de administración; ese otro porcentaje ha tenido que buscar herramientas de negociación y conciliación para que los negocios puedan mantenerse con ciertos acuerdos”.

Querétaro suma 62 mil 838 casos y 4 mil 401 muertes por COVID-19