México, entre los 5 mejores países de América Latina del Índice Mundial de Seguridad Alimentaria 2020

México

De acuerdo con el Índice Global de Seguridad Alimentaria 2020 y la clasificación global de 113 países, México se sitúa en el lugar 45 en seguridad alimentaria, mientras que, a nivel regional, se encuentra entre los cinco mejores países de América Latina

El impacto que la pandemia por Covid-19 ha tenido en los sistemas alimentarios ha sido significativo. Específicamente, puso en evidencia las limitaciones en la capacidad de los programas de la red de seguridad alimentaria, reveló la última edición del Índice Global de Seguridad Alimentaria 2020 (GFSI, por sus siglas en inglés), realizado por la Unidad de Inteligencia de The Economist (EIU).

El estudio fue patrocinado por noveno año consecutivo por Corteva Agriscience, empresa agrícola global enfocada en el desarrollo de tecnologías y soluciones para el agro que, en la región Mesoandina, a la que pertenece México y liderado por Ana Claudia Cerasoli.

De acuerdo con el GFSI 2020 y la clasificación global de 113 países, México se sitúa en el lugar 45 mientras que, a nivel regional, se encuentra entre los cinco mejores países de América Latina, con una calificación del 66.2 % y un puesto arriba respecto a 2019.

Entre las principales conclusiones del GFSI destaca el hecho de que, si bien América Latina ha conseguido avanzar considerablemente en la reducción de la pobreza, que es un factor que influye directamente en la seguridad alimentaria, no lo ha hecho con la rapidez necesaria e, incluso, se han observado algunos retrocesos.

Los resultados del Índice Global de Seguridad Alimentaria 2020 ofrecen un panorama amplio y claro de los principales avances y desafíos que América Latina y el resto del mundo enfrentan. Al mismo tiempo, puede servir de guía para que gobiernos y organismos diseñen estrategias de seguridad alimentaria robustas y resilientes que se adecúen a los retos que seguirá enfrentando el planeta a lo largo del 2021 y a futuro.

Resultados del GFSI en México

México se encuentra en la clasificación de los cinco mejores países de América Latina con una calificación del 66.2 % y un puesto arriba respecto a 2019.

En la clasificación global de 113 países, México se sitúa en el lugar 45 con un descenso de dos puestos respecto al año anterior.

En la categoría de Asequibilidad de los alimentos, México se encuentra en el lugar 7 de los 19 países de América Latina con una puntuación del 76.0ciento. Durante 2020 (junto con Honduras y Perú), el país registró alguna mejora, mientras que la región registró una pequeña mejora en su conjunto.

En el rubro de Disponibilidad de alimentos, México alcanzó una posición dentro de los 30 primeros países a nivel mundial y en el lugar 7 de América Latina con una puntuación del 61.8 por ciento.

En cuanto a la Calidad y Seguridad de alimentos, el índice muestra que los gobiernos están demostrando su compromiso de establecer estándares nutricionales, con estrategias de nutrición, etiquetado y vigilancia de la población desplegadas en toda la región. En este sentido, México introdujo recientemente reglas de etiquetado de alimentos líderes en el mundo.

En esta categoría México se encuentra en el lugar 6 de América Latina con una puntuación del 76.6 ciento.

Los Recursos Naturales y Resiliencia marcaron un cambio significativo en la metodología, revelando la resiliencia de los sistemas alimentarios frente al cambio climático. En este rubro, México se encuentra en el lugar 12 con una puntuación del 45.7 ciento.

Puntos fuertes de América Latina

Los desafíos del sistema alimentario de la región, como el aumento de los precios de los alimentos, la inflación y la recesión económica, fueron significativamente afectados por la emergencia de Covid-19. La pandemia también puso de manifiesto las limitaciones de capacidad de los programas de redes para brindar seguridad alimentaria de manera efectiva.

La mayoría de los países también tienen disponibles servicios financieros diversificados, más allá de la banca y el crédito.

La mayoría de los países de América Latina alcanzó cierta suficiencia en el suministro de alimentos y hay una dependencia limitada de la ayuda alimentaria crónica, con la excepción de Haití.

Varios países tienen una estrategia nutricional operativa y la mayoría de los países ha implementado el etiquetado nutricional y la vigilancia del estado nutricional de la población.

La región logró un sólido desempeño en seguridad alimentaria, ayudado por altos niveles de electrificación y acceso a agua potable, que se encuentran por encima del promedio mundial.

Las precipitaciones irregulares y las temperaturas por encima del promedio entre junio y julio de 2019 llevaron a un segundo año consecutivo de fracaso de cosechas en el corredor seco de la región. En este sentido, Corteva ha estado innovando para hacer que los cultivos sean más resistentes a condiciones pobres como suelos empobrecidos, temperaturas extremas, sequías y nuevas infestaciones.

Alimentos de cuaresma costarán 25% más a los hogares mexicanos: ANPEC

Casi 20% de los alimentos se desperdician en el mundo: ONU