Estado debe contar con hidroavión para combatir incendios: ambientalista

hidroavión

Asegura la ambientalista queretana América Vizcaíno que el estado debe realizar el estudio sobre la adquisición del hidroavión; sin embargo, acotó, es necesario considerar que la temporada de estiaje es de casi siete meses y el costo de un hidroavión es considerable

Para el combate de incendios, los municipios deben contar con al menos 20 brigadistas equipados y capacitados, adicionales a los de Protección Civil, y tener pipas propias para el traslado de agua; no obstante, el gobierno del estado de Querétaro debe tener un hidroavión para utilizarlo en este tipo de eventualidades.

Así lo consideró la ambientalista queretana América Vizcaíno Sahagún, al consultarla sobre los incendios que se han registrado en los últimos días, mismos que, de acuerdo con el coordinador estatal de Protección Civil, Gabriel Bastarrachea Vázquez, se han presentado en los municipios de Huimilpan, Cadereyta de Montes, Landa de Matamoros y Arroyo Seco, principalmente.

“Lo que se necesita, pues, es un hidroavión, porque un incendio que no se puede apagar continúa ardiendo varios días, hasta semanas y meses, hasta que un hidroavión ayuda; lo importante es que llegue antes de que se expanda, sobre todo cuando hay mucho viento”, puntualizó.

Indicó que la entidad tiene áreas semidesérticas, lo cual, aunado al cambio climático, provocará más incendios. En este sentido, agregó que el estado debe realizar el estudio sobre la adquisición del hidroavión; sin embargo, acotó, es necesario considerar que la temporada de estiaje es de casi siete meses y el costo de un hidroavión es considerable.

“Pero el costo de perder áreas de protección ecológica es mayor, el incendio desertifica extensiones inmensas y ¿sabes cuánto tiempo va a tardar un bosque en recuperarse? Cincuenta, 60 años. (…) Sí son importantes nuestras zonas de conservación ecológicas, nuestros bosques, porque regulan la temperatura de un lugar e impiden eventos hidrometeorológicos extremos”, señaló.

Refirió que los incendios en las áreas naturales protegidas y zonas de protección ecológica son preocupantes, ya que se expanden con facilidad, abarcan grandes extensiones en poco tiempo, arrasan la vegetación nativa e incineran animales silvestres; de ahí la importancia, dijo, de reportarlos de inmediato.