Querétaro acumula 61 mil 157 casos y 4 mil 208 muertes por COVID-19

Querétaro

Durante las últimas 24 horas, la Secretaría de Salud del Estado de Querétaro detectó 194 contagios nuevos de COVID-19 y registró 23 fallecimientos como consecuencia del coronavirus SARS-CoV-2

Después de que durante las últimas 24 horas, fueran diagnosticados 194 casos nuevos de COVID-19 en todo el estado de Querétaro; la Secretaría de Salud de dicha entidad federativa informó que -hasta este viernes 26 de marzo- suman 61 mil 157 contagios acumulados del coronavirus SARS-CoV-2.

Por medio de un comunicado de prensa, la dependencia estatal reportó que los 194 contagios más recientes corresponden a 99 mujeres y 95 hombres.

Hasta la fecha, 4 mil 208 personas han muerto como consecuencia de dicha enfermedad en territorio queretano, luego de que a lo largo de la última jornada fallecieran 23 pacientes que se encontraban hospitalizados debido a este padecimiento: cuatro hombres -de 49, 60, 62 y 83 años- y una mujer, de 68, sin comorbilidad, así como ocho mujeres -de 28, 44, 51, 63, 72, 76, 84 y 87-, y diez hombres -de 37, 44, 47, 54, 60, dos de 68, 71, 75 y 86 años-, con diversas comorbilidades, que se encontraban hospitalizados.

Del total de 61 mil 157contagios confirmados con prueba de laboratorio, 51 por ciento son mujeres y 49 por ciento son hombres; mientras tanto, 315 pacientes hospitalizados, de los cuales 127 se encuentran graves.

“Este viernes se dio de alta sanitaria a 172 pacientes, con lo que se tiene un registro de 55 mil 871 altas (91.3%). Se tiene con sintomatología leve, aislamiento y manejo en su domicilio a 743 pacientes y 20 en la Unidad Médica de Aislamiento COVID-19”, agregó la Secretaría de Salud del Estado de Querétaro.

La dependencia estatal detalló que, en materia de ocupación hospitalaria, 25 por ciento de las camas de hospitalización general se encuentran actualmente ocupadas; así como 34 por ciento de las camas con ventilador para pacientes en terapia intensiva.

Querétaro acumula 60 mil 963 casos y 4 mil 185 muertes por COVID-19