Por Covid-19, una de cada dos muertes maternas

Covid-19

A inicios de marzo se registraron 202 decesos por Covid-19 acumulados de mujeres encinta, equivalente a 104 por ciento más que en el mismo periodo del 2020 (99)

En los últimos meses, el virus del SARS-CoV-2 se ha posicionado como la principal causa de muerte entre mujeres embarazadas, al tiempo que dicho virus ha generado un aumento considerable del total de fallecimientos de este sector vulnerable de la población.

Según los datos de la Dirección General de Epidemiología (DGE) de la Secretaría de Salud federal, de las 221 muertes maternas registradas desde el inicio del 2021, el 48.4%, es decir, 107 casos fueron a causas del coronavirus, con otros 11 casos sospechosos también por el virus (5% del total). Mientras que 24 muertes (10.9%) fueron por edema, proteinuria y trastornos hipertensivos que complican el embarazo, el parto y el puerperio; seguido de 14 fallecimientos (3.7%) por hemorragia obstétrica en embarazo, parto y postparto.

La información también da cuenta que en la primera semana de marzo de 2021 se registraron 202 defunciones acumuladas, en tanto que para el mismo corte de 2020, cuando todavía no daba inicio la pandemia de Covid-19, se registraron 99 defunciones, lo cual representa un incremento de 103 defunciones (104%).

Durante todo el 2020, 934 mujeres embarazadas fallecieron a nivel nacional, de las cuales, 202 fueron a causa del Covid-19, es decir, 21.6% del total, mientras que 46 casos eran sospechosos (4.9%); 141 (15.1%)  fue por enfermedad hipertensiva, edema y proteinuria en el embarazo, el parto y el puerperio y 129 (13.8%) por hemorragia obstétrica.

El total de fallecimientos de mujeres embarazadas del año pasado (934) también representó un incremento de 35% con respeto al 2019, cuando se registraron 690 muertes maternas.

Baja inmunidad

Para el doctor Alejandro Macías, encargado de atender la pandemia de influenza en 2009, debido a que el embarazo es un estado de deficiencia de inmunidad, es una de las muchas explicaciones del porque son más vulnerables al coronavirus y por ello su mortalidad también aumentó.

El epidemiólogo destacó que pese a que todavía no hay estudios concretos que den cuenta sobre los riesgos de la vacuna en mujeres embarazadas, hay registros que han demostrado que existe un beneficio sustancialmente mayor en aquellas que aceptaron vacunarse, por lo que recomendó que se platique con este sector de la población y junto con ellas se tome la decisión de vacunarse o no.

El Dr. Mauricio Rodríguez Álvarez, vocero de la comisión para el Covid-19 de la UNAM, advirtió que aunque avance el proceso de vacunación en el país, las mujeres embarazadas continuarán como un sector de alto riesgo ante el coronavirus, ello debido a que no están contempladas en el plan nacional de vacunación.

El experto dijo que debido a las complicaciones de un contagio de coronavirus, aunado a que el sistema inmune de las mujeres embarazadas se debilita durante el proceso de gestación y las prohibiciones del consumo de medicamentos útiles para tratar este virus, las mujeres se vuelven más vulnerables al virus.