Pide diócesis que manifestaciones de 8M sean responsables y respetuosas

Martín Lara Becerril aseguró que estas manifestaciones grandes ahora son un riesgo para la salud, por lo que exhortó a las mujeres que están pensando en participar a que sean muy responsables

El vicario general de la Diócesis de Querétaro, Martín Lara Becerril, hizo un llamado a las organizaciones de la sociedad civil a que, si van a llevar a cabo manifestaciones públicas en el marco del Día Internacional de la Mujer, estas sean responsables y respetuosas, pues la sociedad se ha esforzado por permanecer sana y evitar los contagios; señaló, asimismo, que todas las personas tienen el derecho a hacer una manifestación con el debido respeto a otros grupos sociales.

“Creo que estamos en un momento muy delicado a nivel social y este momento delicado se llama pandemia. Hasta ahora la sociedad en general ha hecho un esfuerzo muy grande por aplicar los protocolos, por ser muy respetuosos de la vida de los demás; hemos hecho un esfuerzo muy grande que ha costado sangre, vidas humanas, porque mucha gente ha muerto, entonces, yo recomendaría a las mujeres que están pensando hacer una manifestación, les diría que fueran muy responsables”.

El vicario puntualizó que una manifestación ordinariamente es para defender algún valor que a la sociedad en ocasiones se le olvida, por lo tanto, exhortó a que este tipo de actividad se realice de manera pacífica y que sea un ejemplo en la defensa de los valores que se proponen, ya que una manifestación que se convierte en agresión o en vandalismo pierde seriedad, opaca los valores que quiere defender y aminora el sentido de justicia social que se propone impulsar.

“Porque cuando yo quiero defender la figura de la mujer, como una mujer protagonista en la sociedad y yo veo una mujer vandalizando, ofendiendo y todo eso, entonces, la misma manifestación se convierte en lo que quiere promover, ese mismo valor que se quiere promover, por las acciones mismas, se opaca. Entonces, que sean manifestaciones con mucho respeto a terceros, no tiene ninguna culpa la persona cuyo comercio se le afecta o alguna otra cosa y creo que eso es sano. Yo ahora veo ciertamente un riesgo muy grande para la salud, todas estas manifestaciones grandes”.