Respira y SANA post-COVID-19

Aprende a respirar, es sencillo, pero tienes que ser constante y muy disciplinado para que verdaderamente obtengas un resultado

Por Sofía Pérez Pavón Vela
Creadora del método y’u®

Existe una forma de respirar que humidifica, calienta, dosifica y filtra el aire, y además tiene las mejores consecuencias que jamás hayas esperado: oxigena, calma, relaja, nutre y fortalece a cada uno de tus órganos; es fácil, entretenido y los resultados son verdaderamente beneficiosos.

Me gusta contarte de cuántos tesoros contienes y que están a tu disposición, y uno de los más accesibles para sanar, prevenir, estar y sentirte justo como tú quieres es tu respiración.

Hoy más que nunca, necesitas saber cómo hacerlo, tenemos muchas maneras para enseñarte, pero empecemos con esta, que es sumamente sencilla. Tienes que ser constante y muy disciplinado, para que verdaderamente tengas resultado, hazla todas las noches, al menos durante 21 días, pero si puedes hacerlo para siempre, eso te llevará a la salud perfecta.

¡Empecemos!

  1. Coloca tu mano derecha frente a tu nariz, forma una pinza de cangrejo.
  2. Coloca la pinza sobre tu tabique: el dedo índice y anular de un lado y el gordo del otro.
  3. Tapa la fosa nasal izquierda, exhala por la fosa derecha, sin separar los dedos solo mueve la piel muy suavemente e inhala por la izquierda.
  4. Repite 26 veces de cada lado.
  5. Ejecuta el ejercicio todas las noches.

Al principio, tal vez sientas un poco de ansiedad, pues sucede que de un lado no entra bien el aire, pero continúa y deja que tu respiración te guíe, suave y sutil, frecuente. Después de cinco a 10 minutos de haberlo terminado, empezarás a ver cómo te relajas y sueltas.

Te tengo una sorpresa: ¡vamos a hacer una certificación de RespirAcciones, en donde te enseñaremos a respirar por más de 22 horas! No te lo puedes perder: 19, 20 y 21 de marzo. Puede ser presencial o en línea, ¡inscríbete hoy mismo! Llama al 442-258-0597.

Querétaro acumula 55 mil 544 casos y 3 mil 773 muertes por COVID-19