Mario Aburto Martínez pide a la CNDH reapertura del Caso Colosio

Mario Aburto Martínez pidió la reapertura del Caso Colosio a casi 27 años del asesinato. Foto: Especial
Mario Aburto Martínez pidió la reapertura del Caso Colosio a casi 27 años del asesinato. Foto: Especial

Mario Aburto presentó una queja ante la CNDH por violaciones a derechos humanos, tortura y tratos crueles, inhumanos o degradantes; además, pidió la reapertura del caso a casi 27 años del asesinato de Colosio

A menos de un mes de que se cumplan 27 años del asesinato del excandidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Luis Donaldo Colosio Murrieta; Mario Aburto Martínez, quien fue sentenciado a 45 años de cárcel por el homicidio del político priista, solicitó a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) la reapertura de dicho caso.

Mediante un comunicado de prensa, el organismo constitucional autónomo informó que abrió una queja por presuntos hechos de obstaculización, restricción o negación del derecho a la salud y por supuestos actos de tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes contra el individuo que se encuentra privado de la libertad en el Centro Federal de Readaptación Social No. 12, ubicado en el municipio de Ocampo, estado de Guanajuato.

“Personal especializado de este organismo constitucional autónomo se entrevistó con la persona agraviada, quien ratificó lo anterior y expresó, de viva voz, que además es víctima de discriminación, pues se le obstaculiza el acceso y ejercicio de todos sus derechos por la causa que originó la privación de su libertad, por lo que hizo la petición de la reapertura de su caso, toda vez que considera necesario que se le dé a conocer toda la verdad del mismo a la sociedad”, indicó la CNDH.

El organismo constitucional autónomo, encabezado por Rosario Piedra Ibarra, dio a conocer que emprenderá todas las acciones de acuerdo con sus facultades constitucionales para que el Caso Colosio sea reabierto y analizado con base en las nuevas pruebas, evidencias y declaraciones que aporte Aburto Martínez y su defensa legal.

La CNDH puntualizó que esta queja fue inicialmente presentada por familiares de Mario Aburto Martínez, que denunciaron presuntos actos violatorios de los derechos humanos, ya que -aseguraron- no se le brinda la atención médica ni la alimentación que necesita para tratar las enfermedades crónicas que padece. Además, la familia afirmó que se encuentran muy débil y su estado de salud se ha deteriorado.

“Pero además, que es víctima desde el año de 1994 hasta la fecha, de diversas conductas, como tratados crueles, inhumanos, degradantes, y de tortura, que vulneran su integridad física y psicológica”, añadió. Asimismo, dio a conocer que emitió medidas cautelares a favor del individuo que -según la versión oficial- disparó contra Luis Donaldo Colosio Murrieta.