ASF pide comprobaciones que son un exceso: contralor de la UAQ

El contralor de la UAQ sostuvo que la ASF pide comprobaciones que son un exceso. Foto: Especial
El contralor de la UAQ sostuvo que la ASF pide comprobaciones que son un exceso. Foto: Especial

El contralor de la UAQ afirmó que la institución cuenta con la documentación necesaria para justificar pagos y solventar las observaciones de la ASF, por lo que no habrá necesidad de regresar recursos federales

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) no tiene reglas de operación para fiscalizar, por lo que, al no haberlas, piden comprobaciones que no están en sus reglamentos o manuales de operación, lo cual, “por supuesto que es un exceso”, sostuvo el secretario de la Contraloría de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), José Alejandro Ramírez Reséndiz.

De acuerdo con el contralor de la máxima casa de estudios del estado, la ASF, como puede revisar un ramo o rubro en específico y realizar observaciones sobre ciertos asuntos, puede llevar a cabo otras auditorías en las que no se observan los mismos rubros.

“Al no haber reglas de operación, nos están queriendo hacer comprobaciones que ni siquiera están en sus reglamentos, en sus manuales de operación, lo cual, por supuesto que es un exceso. Entonces, sí se lo hemos dicho y va también en este tema, de que ellos, de alguna manera, salen a desdecirse del trabajo que han hecho; entonces, sí, también se lo hemos pedido, seguramente se lo vamos a pedir de manera institucional que aclare esta situación”, dijo.

Tras la publicación de los resultados de la auditoría realizada a la UAQ por la ASF, José Alejandro Ramírez afirmó que la institución de educación superior cuenta con la documentación necesaria para justificar pagos y solventar las observaciones, tales como no disponer de los contratos de prestación de servicios por honorarios de 2 mil 591 trabajadores, realizar pagos en exceso a 486 empleados, exentar de ISR diversas prestaciones y pagar a dos empleados tras su baja y a dos que no acreditaron la escolaridad para sus puestos; las cuales representan 180 millones 376 mil 661.33 pesos.

Explicó que la universidad tiene los contratos de los trabajadores; no hubo pagos en exceso ni irregularidades por no gravar prestaciones, pues solo se cumplió con el contrato colectivo; además de que los empleados cumplen con la escolaridad para sus cargos. Por ello, dijo, no habrá necesidad de regresar recursos a la federación.

Ausencia de contratos y pagos excesivos, entre observaciones de la ASF a UAQ