fbpx
octubre 22, 2021
Inicio GLOBAL Sólo seis senadores republicanos dan luz verde a juicio contra Trump

Sólo seis senadores republicanos dan luz verde a juicio contra Trump

La mayoría de la cámara sí considera constitucional juzgar al expresidente, pero anticipa una frustración entre los demócratas

El Senado de Estados Unidos decidió avanzar con el juicio político contra el exmandatario republicano Donald Trump, tras rechazar los argumentos de su defensa de que el proceso era inconstitucional.

Por un total de 56 contra 44, los senadores decidieron seguir adelante con el proceso contra el expresidente acusado de «incitación a la insurrección» por su rol en el violento ataque al Capitolio el 6 de enero pasado.

David Schoen, que forma parte de la defensa de Trump, indicó que desde el punto de vista «constitucional, el acusado ya no es presidente», por lo que no corresponde juzgarlo.

Este proceso iniciado en la Cámara de Representantes tiene como objetivo su inhabilitación política de cara a las elecciones del 2024.

Los seis senadores republicanos que votaron a favor de la constitucionalidad del proceso fueron Bill Cassidy, Susan Collins, Lisa Murkowski, Mitt Romney, Ben Sasse y Pat Toomey.

Pese a esta ruptura de las líneas partidistas, el saldo final de la votación muestra que es casi imposible que los demócratas logren sumar los 17 apoyos republicanos que necesitan para condenar a Trump.

El histórico segundo juicio político comenzó con un video gráfico que mostraba al expresidente animando a una multitud para marchar al Capitolio y «luchar como el infierno» contra su derrota en la reelección, seguido de imágenes del ataque mortal al Congreso que vino poco después.

Los senadores, en calidad de jurados, vieron en las pantallas cómo los seguidores de Trump derribaban las barreras y golpeaban a los policías del Capitolio. El vídeo también incluyó el momento en el que el policía que custodiaba la Cámara de Representantes disparó mortalmente a la manifestante Ashli Babbitt, una de las cinco personas que murieron en los desórdenes.

En el asalto al Capitolio, la turba atacó a la policía, hizo que los legisladores corrieran en busca de refugio e interrumpió la certificación formal por parte del Congreso de la victoria del presidente Joe Biden, después de que Trump pasara dos meses impugnando los resultados de las elecciones.

«Si eso no es un delito de destitución, entonces no existen», dijo a los senadores reunidos el representante demócrata Jamie Raskin, que dirigió la acusación, tras mostrar el vídeo.

Trump es el único presidente que ha sido impugnado dos veces y el único expresidente que se enfrenta a un juicio en el Senado.

Con información de El Economista

Comenzó en el Senado de Estados Unidos el segundo juicio político contra Donald Trump