Personal de seguridad penitenciaria cumple servicio profesional de carrera: CESPQ

Sistema Penitenciario

Los elementos operativos del Sistema Penitenciario, dieron cumplimiento a la formación inicial, evaluaciones de competencias y control de confianza.

La totalidad del personal de seguridad del Sistema Penitenciario ha cumplido su proceso de formación bajo el Servicio Profesional de Carrera Penitenciaria, que ha establecido como base fundamental la regulación de los procesos de convocatoria, reclutamiento, selección, certificación, formación inicial única, ingreso, formación continua y permanencia.

Lo anterior fue informado por la Comisión Estatal del Sistema Penitenciario de Querétaro (CESPQ), que agregó que, de esta manera, los elementos operativos del Sistema Penitenciario, en su totalidad, dieron cumplimiento a la formación inicial, las evaluaciones de competencias básicas, evaluaciones de desempeño y control de confianza, por lo que cuentan con el Certificado Único Policial.

“Dentro del Programa de Formación Inicial Única del Sistema Penitenciario, para perfil de custodia, se integró en la actual administración un módulo que incluye el conocimiento del marco teórico del modelo Cosmos, así como sus fundamentos, principios, ejes y vinculación con el resto de los modelos de operación del Sistema de Justicia Penal Acusatorio del estado de Querétaro”, refirió.

La CESPQ resaltó que por primera vez en la historia de la entidad, el Sistema Penitenciario cuenta con servicio profesional de carrera obligatorio y permanente, además de que tiene la finalidad de gestionar la integración y el desarrollo de personal idóneo para cumplir la función penitenciaria, y es un instrumento para la implementación del Modelo de Profesionalización Policial y de Custodia.

En otra información, la Comisión recordó que desde 2016 se implementaron cursos y talleres en materia de capacitación para el trabajo y autoempleo, en beneficio de las personas privadas de la libertad próximas a obtener su liberación. Asimismo resaltó la firma del Convenio de Industria Penitenciaria, que permite a los internos ser empleados bajo un contrato laboral con prestaciones marcadas por las leyes Federal del Trabajo y Nacional de Ejecución Penal.