Si todos frenan actividades no esenciales se romperá cadena de contagios: IP

La Vocería Organizacional del Gobierno del Estado de Querétaro pidió frenar las actividades no esenciales durante las próximas tres semanas. Foto: Especial
La Vocería Organizacional del Gobierno del Estado de Querétaro pidió frenar las actividades no esenciales durante las próximas tres semanas. Foto: Especial

El vocero organizacional del Gobierno del Estado de Querétaro, Rafael López González, hizo un llamado a toda la sociedad para detener las actividades no esenciales durante las siguientes tres semanas

Si el Comité Técnico para la Atención del COVID-19 ratifica la propuesta de Rafael López González, titular de la Vocería Organizacional, de frenar las actividades no esenciales durante las próximas tres semanas se romperá con la cadena de contagios en la entidad, coincidieron en señalar integrantes de la Iniciativa Privada.

Octavio Mata Rivera, presidente de la Cámara de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), aseguró que si todos los negocios cerraran, sobre todo los informales, se reducirían los contagios en la entidad.

“Si fuera el cierre total de todos los negocios no esenciales romperíamos con la cadena de contagios, pero no que pase como hasta hoy donde los negocios establecidos y los que pagamos impuestos son los que estamos cerrados, mientras que los negocios informales siguen abriendo”.

Álvaro Ugalde Ríos, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción Querétaro (CMIC), refirió que este llamado que hace la vocería es para todas las empresas no esenciales; y, sobre todo, para la población que no debería estar realizando reuniones en casa.

“Este llamado está dirigido a los jóvenes y no tan jóvenes que siguen haciendo reuniones en casas donde hay más de 50 personas; si ellos dejaran de hacer este tipo de actividades los contagios en la entidad se reducirían considerablemente”.

Jorge Luis Camacho Ortega, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), aclaró que este es solo un exhorto por parte de la vocería; sin embargo, refirió que es una recomendación muy acertada, pues la intención es evitar un nuevo confinamiento que llevaría a los empresarios a la quiebra.

“Hay que entender que un cierre de tres semanas, para muchas de las empresas, sería empujarlas a un cierre definitivo. El llamado a la prudencia es acertado, creo que hay que tomarlo más en serio, y reducir los contagios”.

Los presidentes de estos organismos empresariales reconocieron que si ellos tuvieran que cerrar sería fatal y casi casi les estarían dando “el tiro de gracia”.

México registra nuevos máximos de contagios y muertes por coronavirus