Sancionan a siete comercios en la capital

comercios

El área de Inspección del Municipio de Querétaro realizó 7 procedimientos administrativos en comercios establecidos y de vía pública, por no respetar el horario de cierre; sanción económica que puede llegar hasta los ocho mil 688 pesos

En el marco del operativo de Día de Reyes que el municipio de Querétaro implementó en 25 mercados y 73 tianguis este 5 de enero, el área de Inspección realizó siete procedimientos administrativos en comercios establecidos y de vía pública, por no respetar el horario de cierre; sanción económica que puede llegar hasta los ocho mil 688 pesos -el equivalente a 100 Unidades de Medida y Actualización (UMA)-, informó el director de Gobernación de la capital, Joaquín González de León.

“Se levantaron solamente siete procedimientos administrativos de sanción por parte de inspección, tanto de venta de regalos, ropa o alimentos, que estaban operando ya fuera de horario. En el caso de mercados o tianguis, solamente en el mercado de La Cruz se levantaron dos actas por negocios que estaban en la zona del tianguis que no acataron la orden de cerrar a las cinco de la tarde y seguían comercializando sus productos después del horario. La sanción establecida a cada comercio es de 100, pero se considera el tamaño del negocio entre otras consideraciones”.

En ese sentido, el funcionario municipal concluyó que gran parte de los comerciantes, ya sea los establecidos en locales o los que se encuentran en vía pública, son personas responsables con sus comercios y con el tema de la pandemia; pues acotó que se observó que cerraron a las cinco de la tarde.

Asimismo, González de León reconoció que la mayoría de los ciudadanos fueron responsables, yendo a los centros comerciales, mercados y tianguis a adquirir sus productos, sin embargo, se observó a familias completas que llegaban a diversos lugares.

“Tuvimos gente -nunca va a faltar- que no quiso cumplir, que llegaron en gran número sobre todo de familias a diferentes centros comerciales o a mercados. Afortunadamente la organización de los mismos comerciantes de todos estos lugares, cumplieron con la normatividad y eso ayudó, que prácticamente a las cinco de la tarde, todo mundo estuviera ya cerrando sus negocios y muy poca movilidad”.

Comerciantes de juguetes tuvieron hasta las cinco de la tarde para vender sus productos