Congreso certifica a Joe Biden como presidente electo de Estados Unidos

A partir del próximo 20 de enero, Joe Biden será el 46º presidente en la historia de Estados Unidos. Foto: Especial
A partir del próximo 20 de enero, Joe Biden será el 46º presidente en la historia de Estados Unidos. Foto: Especial

Una vez certificada su victoria por la Cámara de Representantes y el Senado, Joe Biden tomará posesión como el 46º presidente de Estados Unidos el próximo 20 de enero al mediodía en el Capitolio

Tras una jornada que pasará a la historia por la violenta irrupción de simpatizantes del presidente Donald Trump en el Capitolio de la ciudad de Washington, el Congreso –en una sesión conjunta de la Cámara de Representantes y del Senado– certificó la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre de 2020.

Al filo de las 2:30 de la madrugada de este jueves 7 de enero (3:30 de la mañana, hora del este de la Unión Americana), el vicepresidente Mike Pence anunció que el político demócrata obtuvo formalmente 306 votos del Colegio Electoral; mientras que el actual inquilino de la Casa Blanca consiguió 232 votos electorales.

Con la formalización de su victoria, el exvicepresidente de 78 años de edad se convertirá en el cuadragésimo sexto presidente de Estados Unidos y tomará posesión de su cargo el próximo 20 de enero, en una ceremonia que se realizará en la Fachada Oeste del Capitolio.

Por su parte, la senadora demócrata Kamala Harris será la primera mujer y la primera persona afroamericana en ocupar el cargo de vicepresidenta del vecino país del norte.

Tras las victorias del Partido Demócrata en las elecciones para renovar los escaños correspondientes al estado de Georgia, Biden gobernará con mayoría demócrata tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado; por lo que sus iniciativas podrán ser aprobadas con relativa facilidad frente a la minoría republicana.

En un último intento por impedir la certificación del triunfo de Biden en los comicios presidenciales del año pasado, Trump incitó a miles de sus seguidores –ayer en la capital estadounidense– con un discurso incendiario basado en acusaciones sin fundamento de un supuesto fraude electoral.

Tras la arenga del mandatario saliente, miles de sus partidarios se dirigieron al Capitolio para irrumpir violentamente en el edificio e interrumpir la sesión conjunta del Congreso. Como consecuencia de los disturbios, cuatro personas murieron y 52 manifestantes fueron detenidos por las fuerzas de seguridad del Capitolio y del Distrito de Columbia.

Como consecuencia de estos hechos de violencia, la alcaldesa de la ciudad de Washington, Muriel Bowser, ordenó el toque de queda; mientras que los gobernadores de Virginia y Maryland, Ralph Northam y Larry Hogan, respetivamente, enviaron a miles de tropas de la Guardia Nacional para desalojar a los inconformes del Capitolio.

Ante la incitación a la violencia llevada a cabo por Trump, las redes sociales Twitter, Facebook, Instagram y Snapchat bloquearon las cuentas oficiales del magnate neoyorquino, quien ahora podría enfrentar nuevos procesos de destitución o maniobras para ser inhabilitado por medio de la vigésima quinta enmienda.

Debido a la violenta toma del Capitolio por parte de personas incitadas por el inquilino de la Casa Blanca, legisladores demócratas y republicados, gobernadores y los expresidentes Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama lo acusaron por orquestar “una insurrección” contra las instituciones y la voluntad del pueblo estadounidense.

Joe Biden acusa a Donald Trump de incitar a la “sedición” en Estados Unidos