Operadores del transporte público reciben cubrebocas para su protección y la de los usuarios

cubrebocas

Donados por el gobierno del estado de Querétaro, en coordinación con la empresa Kaltex de San Juan del Río, con los cubrebocas se priorizará la salud de los operadores, pues al ser el primer contacto con los usuarios deben contar con herramientas que los protejan, indicó líder sindical

El Instituto Queretano del Transporte (IQT) entregó de más de dos mil 180 cubrebocas reutilizables a conductores del transporte público colectivo urbano de la zona metropolitana de Querétaro, a fin de proteger su salud y garantizar el servicio diario, con traslados seguros para los usuarios.

En las instalaciones del Centro de Diagnóstico y Mantenimiento de las unidades de transporte público colectivo urbano, se realizó la entrega simbólica y se recordó la importancia de fomentar el uso correcto del cubreboca -cubriendo nariz, boca y barbilla- para disminuir los riesgos de contagio de Covid-19 en espacios cerrados.

En su intervención, el director general del IQT, Alejandro López Franco, reconoció el compromiso de las y los operadores del transporte público de Querétaro para mantener el servicio a los usuarios durante la pandemia.

Asimismo, llamó a continuar con las medidas sanitarias como el uso de la mampara de protección sanitaria, del líquido antiviral para la limpieza de manos, la desinfección de unidades al término de su jornada, la limpieza constante de áreas de contacto (pasamanos, manijas, agarraderas, respaldos de asiento, timbres, etcétera) con agua clorada al dos por ciento al concluir cada vuelta y viajar con ventanas abiertas para garantizar una buena ventilación.

«La contingencia vino a cambiarnos la vida en todo el mundo y el transporte público de Querétaro no es la excepción. Reconocemos su esfuerzo y compromiso porque el servicio se ha mantenido todos los días a pesar de la pandemia. Eso es muy valioso porque el transporte público es el servicio esencial de todas las actividades esenciales que contribuyen a la reactivación económica», dijo.

Explicó que con la pandemia la operación del servicio adquirió una nueva complejidad, dado que el número de usuarios disminuyó significativamente, y se cuenta con un promedio de 50 por ciento de pasajeros; mientras que la oferta de autobuses está por encima de 60 por ciento, lo que garantiza la operación diaria.

Detalló que derivado de la madurez que ha adquirido el modelo de sistema integrado de transporte en la zona metropolitana, impulsado en la presente administración, actualmente no se brinda ningún apoyo económico a los concesionarios de transporte, por lo que reconoció el compromiso de mantener la operación de forma permanente para beneficio de los usuarios.

Añadió que diariamente, incluso en cuestión de horas, “el sistema de la zona metropolitana registra variaciones algunas veces de más de 10 por ciento en la misma semana y respecto al mismo día de semanas anteriores en el número de pasajeros, lo que genera que ciertas rutas -en algunos tramos de su recorrido- y en determinadas horas se registren algunas aglomeraciones”.

Sin embargo, aseguró, “hemos venido estudiando estos comportamientos y en conjunto con la empresa MovilQro Bus se trabaja responsablemente en desarrollar un plan de operación que garantice las frecuencias de paso adecuadas conforme a la demanda de los usuarios en las rutas que se ven afectadas».

En su oportunidad, el líder sindical, Miguel Rodríguez Navarro, indicó que con la entrega de los cubreboca donados por el gobierno del estado de Querétaro, en coordinación con la empresa Kaltex de San Juan del Río, se priorizará la salud de los operadores, pues al ser el primer contacto con los usuarios deben contar con herramientas que los protejan.

«Como sindicato buscamos fortalecer las medidas de seguridad en el transporte público. Gracias a estos cubreboca podremos cuidar a nuestros operadores, quienes al utilizarlos darán el ejemplo a todos los usuarios. Agradecemos ampliamente al Instituto Queretano del Transporte y a la empresa por esta donación», concluyó.