En riesgo de cerrar, 10 instituciones educativas privadas

Como consecuencia de la crisis económica, aproximadamente 5 mil 100 alumnos dejaron instituciones privadas para incorporarse a escuelas públicas en el estado de Querétaro

Derivado de la crisis económica por la contingencia sanitaria y por la modalidad de educación a distancia, al menos 10 instituciones educativas privadas están en riesgo de cerrar, advirtió Rosa María González Pérez, secretaria general de la Federación de Escuelas Particulares del Estado de Querétaro (FEPQ).

“Con la migración de alrededor de 5 mil 800 alumnos de educación privada a pública existen casos de escuelas que han perdido hasta un 80 por ciento de su matrícula durante este ciclo escolar, principalmente en educación preescolar y primaria”.

Explicó que presidentes de las 70 federaciones de escuelas en el país han manifestado la misma problemática donde hay instituciones que si bien no han cerrado, registran una deserción escolar de entre 70 y 80 por ciento.

“Los que son preescolares y atienden los niveles más pequeños de sus niños, y la primaria baja, se les dificulta mucho la parte virtual porque los padres tienen que trabajar, no hay un apoyo en casa como esperábamos y no es suficiente con enviarles trabajo, pero los niños están en riesgo porque no pueden adquirir el aprendizaje esperado en tiempo y forma y por grado escolar”.

Para evitar bajas por la deficiencia en la modalidad virtual, dijo que solicitaron a las autoridades educativas la apertura de aulas híbridas para atender, al mismo tiempo, de forma presencial un grupo y a distancia otro.

“Hay un alto porcentaje de colegios en el estado y en otros estados han adaptado sus espacios para contar con salones híbridos y regularizar el ciclo escolar”.

Refirió que la mayoría de los alumnos presentan problemáticas emocionales debido a la falta de actividad escolar física.

“Hay menores, emocionalmente hablando, que están en una etapa difícil e incluso reflejan mayor riesgo de aprendizaje que si enfrentarán problemas de matemáticas o de escritura; algunos están más agresivos y cuando tienen este problema es más difícil controlar un grupo de 30 alumnos”.