Estados Unidos vive el sexto día de protestas tras la muerte de George Floyd

Ante las protestas y disturbios en los alrededores de la Casa Blanca y el Capitolio, fue declarado el toque de queda en la ciudad de Washington, capital de Estados Unidos

Estados Unidos cumplió este domingo su sexto día de intensas protestas por la muerte de George Floyd, las cuales se han extendido en al menos 75 ciudades del país, mientras las autoridades impusieron toques de queda y estados de emergencia en más regiones.

Múltiples ciudades y estados mantienen toques de queda esta noche, como Washington, Minnesota, Filadelfia, Los Ángeles, San Francisco, Cincinnati, Miami, Atlanta, Louisville, Misuri, Ferguson, Seattle, Dallas, Chicago, Nashville y todo el estado de Arizona.

Hasta este domingo, Texas, Arizona, Georgia, Virginia, Misuri y Minnesota han declarado estados de emergencia o desastre ante las protestas de quienes exigen justicia por el fallecimiento de Floyd, ocurrido después de ser víctima de brutalidad policial el pasado lunes.

La Guardia Nacional fue activada en Washington y en 17 estados, incluidos Minnesota, California, Georgia, Colorado, Ohio, Texas, Washington, Wisconsin, Illinois Tennessee, Utah, Dakota del Norte, Kentucky, Virginia, Kansas, Misuri y Nevada.

Asimismo, la policía arrestó a casi mil 700 personas en 22 ciudades estadounidenses desde el jueves, informó ABC News. En la ciudad de Nueva York, las autoridades reportaron que esta noche se han registrado múltiples edificios en llamas.

También se informó sobre más arrestos en Manhattan. El Departamento de Policía de Nueva York confirmó este domingo a NBC News que la hija del alcalde Bill de Blasio fue arrestada el sábado en la noche durante una reunión; The New York Post afirmó que se trató de una protesta.

Momentos de solidaridad entre policías y manifestantes neoyorquinos se vivieron este domingo en la Gran Manzana, donde algunos uniformados se arrodillaron en apoyo a las protestas en Queens y Manhattan.

Minneapolis, ciudad donde murió George Floyd, vivió su sexto día consecutivo de protestas. La prensa local informó que, mayoritariamente, las marchas transcurrieron de manera pacífica. Los manifestantes desafiaron el toque de queda impuesto a partir de este domingo y la policía les arrojó gases lacrimógenos.

Un conductor de un camión intentó embestir a miles de personas que marcharon por la carretera interestatal de Minneapolis. No hubo heridos y el chofer fue arrestado.

En Boston, un portavoz del Departamento de policía dijo que las protestas se volvieron violentas este domingo y que algunas personas arrojaron botellas con agua congelada, ladrillos y rocas a los uniformados. También se reportaron enfrentamientos y vehículos policiales dañados.

En Seattle, Washington, NBC News reportó que la policía aventó granadas aturdidoras para dispersar a las multitudes. En Atlanta, Georgia, manifestantes fueron dispersados con gas lacrimógeno.

La ciudad impuso un toque de queda y el gobernador de Georgia, Brian Kemp, dijo este domingo que la Guardia Nacional fue desplegada. Dos policías de Atlanta fueron despedidos por hacer uso excesivo de la fuerza durante las protesta del sábado.

Algunos expertos médicos y mandatarios expresaron este domingo sus preocupaciones por que las crecientes protestas aumenten la propagación del coronavirus en el país más afectado por la pandemia, el cual aún no contiene el brote, informó The New York Times.

Detenido el policía implicado en la muerte del afroamericano George Floyd