(taer-ko) Adj. Obstinado, irreductible, firme o inamovible en su actitud.

El Lazarillo Pacheco

¡Qué onda, carnalitos!
Bienvenidos al imperio de la música colombiana, carnal.
Monterrey, Nuevo León, Colombia, loco;
la pura crema y nata del barrio, ese.
¿Qué van a llevar, ese?

No es difícil amar “Ya no estoy aquí”, lo que hay que hacer es dejarse llevar: gozar, bailar y al mismo tiempo llorar, y reflexionar sobre nuestra posición ante un entorno violento. Fernando Frías nos cuenta la entrañable historia de Ulises, un joven de los suburbios de Monterrey que pasa sus días junto con su grupo de amigos bailando cumbia colombiana rebajada. Son los TERKOS, al igual que todo un movimiento contracultura del noreste del país, principalmente en la ciudad de Monterrey.

Mira loco, na más pa que se den un iris, loco.
Aquí tengo paseos vallenatos, carnal.
Aquí tengo sonideras.
Y aquí tengo unas rebajadas, pero kolombia bien chidotas.
Y unas colombias del Perú y hasta unas argentinas, carnal.

En medio de una guerra declarada del gobierno en contra del narcotráfico; en México, particularmente en el Norte del país, y con especial atención, en zonas marginadas insertas en una urbe con otras zonas como San Pedro Garza, Ulises se ve envuelto, por error, en una disputa entre grupos delictivos locales, obligándolo al exilio del otro lado del muro, no precisamente como un refugiado político, sino corriendo con la suerte misma que corren los que no tiene para pagar por un papel de identidad. A su llegada a la gran manzana, la suerte de Ulises no es diferente, su madre le advierte que si regresa, para ella, él deja de existir. Mientras, en el país de las oportunidades, la desconfianza viene de los mismos compatriotas que corren con una suerte similar. Con la nostalgia a cuestas y el rechazo en cada esquina, Ulises encuentra una mano amiga en una joven de 16 años, Lin, quien está fascinada con el estilo y personalidad de Ulises. Son los momentos de nuestro protagonista en el país vecino que se sienten como un respiro a su machacada suerte.

Na más porque es del barrio y para el barrio, loco.
Y porque se están cayendo las estrellas del cielo, loco.

Con saltos en el tiempo, entre su vida del otro lado y sus días de “Kolombia”, el regreso de Ulises de su odisea es inevitable. De vuelta en su barrio amado, rasgado y desangrado, se encuentra que un nuevo grupo delictivo ha tomado la zona, va al funeral de un Terko que cambió el baile por las pistolas (la promesa de una mejor vida en muchas zonas del país) y ve cómo otros amigos suyos, apenas unos niños, van hacia el mismo destino. Algún otro Terko, desperdigado entre los suburbios se cambió a la fe cristiana invitándole, pero aún con su dolor Ulises no busca paliativos. Desde el edificio en construcción donde solía juntarse con los TERKOS, Ulises mira a la distancia las patrullas que presagian un nuevo México: el México del narco.

Escucha nuestro podcast los martes de cada quince días a través de Spotify, Himalaya, Podimo, Apple y Google Podcasts.

Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter como @alertaspoilermx