Finales de la vieja y la nueva guardia

Los Bucaneros se medirán por el pase al Super Bowl a los Empacadores, en la final de Conferencia por la Nacional; mientras que los Bills se enfrentarán a los Jefes, que podrían no contar con su mariscal de campo

Tom Brady lanzó dos pases de anotación y confió en su defensa para llegar a su juego número 14 por el título de la conferencia y el primero desde que se unió a Tampa Bay

Brady será el cuarto mariscal de campo en comenzar juegos por el título de la conferencia tanto en la Nacional como en la Americana; el último en hacerlo fue Joe Montana.

Ambos equipos utilizaron jugadas clave de su defensa para ganar en la ronda divisional, y probablemente necesitarán actuaciones similares para avanzar. Los dos cuadros son elogiados por su ofensiva, desde sus mariscales de campo Aaron Rodgers, por Green Bay, quien quizás ha tenido la mejor temporada de su ilustre carrera, acompañado de los corredores Leonard Fournette y Aaron Jones, a un grupo de receptores, a líneas sólidas, que deben neutralizar a Brady con Mike Evans, Chris Godwin, Rob Gronkowski y Cameron Brate.

“Tenemos que ganarle a un gran equipo de futbol que conocemos bastante bien. Aaron está jugando increíble y vamos a tener que jugar muy bien para vencerlos», señaló Brady.

En la temporada regular, Tampa Bay ganó el enfrentamiento 38-10 en la Semana 6.

Por otro lado, el duelo entre los Jefes de Kansas City y los Bills de Búfalo tendrá cómo aderezo la posible participación del mariscal de campo Patrick Mahomes, luego de que fue colocado en el protocolo de conmociones.

El suplente Chad Henne lo hizo bastante bien después de que Mahomes salió en el tercer cuarto, incluso haciendo dos grandes jugadas para hacerse con la victoria.

Andy Reid ha diseñado un ataque casi imparable, cuando Mahomes está detrás del centro, por lo que es difícil imaginar a Travis Kelce y Tyreek Hill como amenazas sin su mariscal.

Reid sostuvo que hay algo más en juego en Kansas, pues cuando se le preguntó qué le impresionaba más de que los Chiefs mantuvieran a raya a los Cafés, respondió:

“Probablemente la fortaleza de los chicos que no bajaron la cabeza cuando Patrick cayó. Es más fácil decirlo que hacerlo. Nadie se cayó, pues no había nadie que estuviera agachado o deprimido durante todo el juego”.

Tampoco lo harán contra Búfalo, que ha sido el mejor equipo de la AFC los últimos dos meses. Los Bills son los más equilibrados de los cuatro contendientes restantes y podrían tener más confianza que nadie.

En la temporada regular, Búfalo perdió en su casa ante Jefes, por 26-17.