En Brasil, los hospitales de la ciudad de Manaos se quedan sin oxígeno

En Brasil, la pandemia de COVID-19 ha causado el colapso del sistema de salud de Manaos, estado de Amazonas. Foto: Especial
En Brasil, la pandemia de COVID-19 ha causado el colapso del sistema de salud de Manaos, estado de Amazonas. Foto: Especial

Ante el colapso de los hospitales en la ciudad de Manaos por falta de oxígeno, el estado de Amazonas, Brasil, tomó la decisión de imponer el toque de queda

El estado brasileño de Amazonas anunció el día de ayer la imposición de un toque de queda ante el colapso de su sistema de salud a causa de la pandemia de COVID-19, que dejó sin oxígeno a los hospitales, el estado es crítico.

En Manaos, la capital regional, «se acabó el oxígeno y algunas unidades de salud se convirtieron en una especie de cámara de asfixia», describió Jessem Orellana, de la Fundación Fiocruz-Amazonia, una institución de investigación científica.

«Estamos en el momento más crítico de la pandemia», dijo por su lado el gobernador de Amazonas, Wilson Lima.

La región amazónica «produce cantidades significativas de oxígeno, pero hoy nuestro pueblo precisa oxígeno y solidaridad», agregó, precisando que varios pacientes serán trasladados a otros estados.

Operativos militares han llevado casi 400 cilindros de oxígeno en los últimos cinco días para abastecer la demanda.

El toque de queda regirá a partir del viernes, de 19:00 a 06:00 horas.

Brasil enfrenta una intensificación de la pandemia, que ya dejó más de 205 mil muertos, un balance solo superado por Estados Unidos. El promedio nacional de óbitos es de 98 por 100,000 habitantes, pero en el estado Amazonas llega a 142/100 mil. Solo Rio de Janeiro (158) y Brasilia (145) lo superan.

«Aquí no queda una cama vacía, un tanque de oxígeno, nada, nos queda apenas la fe», dijo Luiza Castro, residente de la capital amazónica.

Imágenes en las redes sociales muestran a personas llevando tanques de oxígeno a los hospitales y pacientes que reclaman de la falta de asistencia médica.

Según datos del municipio, la ciudad registró un cuarto récord diario consecutivo de entierros: 198 personas fueron sepultadas el miércoles, de las cuales 87 fue a causa de COVID-19.

Japón detecta nueva variante de COVID-19 en viajeros procedentes de Brasil