Dispersión urbana, elemento que dificulta la gobernanza en zonas limítrofes

Asegura especialista que este tipo de poblaciones alejadas de los centros urbanos consolidados también enfrenta efectos negativos en la cohesión social, la economía y la conectividad de las ciudades

Las colonias que se encuentran fragmentadas de la mancha urbana y que, por lo tanto, se insertan en el concepto de dispersión urbana, son vulnerables y presentan dificultades para que exista gobernanza, dijo el profesor e investigador de tiempo completo de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Emiliano Duering Cufré.

De acuerdo con el doctor en Urbanismo por la Universidad Nacional Autónoma de México, quien además coordina los diplomados en Estudios Socioterritoriales Metropolitanos y en Planificación y Gestión Metropolitana, ambos en la UAQ, localidades como Fuentes de Balvanera, La Estancia y El Castillo, ubicadas en los límites territoriales de los estados de Querétaro y Guanajuato, se encuentran en la situación mencionada.

“Las colonias que estén fragmentadas y en una modalidad de dispersión urbana, son vulnerables en ese sentido, es decir, es más difícil la gobernanza en este tipo de asentamientos, gobernanza de Estado-Nación, digamos. Entonces, bueno, ahí es cuando le llamamos tierra de nadie, no es que no sea de nadie, ahí se crean nuevos grupos, nuevas formas organizadas desde el ámbito legal o no”, expuso.

Este tipo de poblaciones alejadas de los centros urbanos consolidados, advirtió la pasada administración federal en el “Programa Nacional de Desarrollo Urbano 2014-2018”, también enfrenta efectos negativos en la cohesión social, la economía y la conectividad de las ciudades, situación que, incluso, fue referida, aunque con diferentes matices, en el “Programa Sectorial de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano 2020-2024” del actual gobierno federal.

“México no cuenta con un adecuado modelo de ocupación territorial, lo que ha propiciado una expansión urbana desordenada e insostenible de los asentamientos humanos. Lo anterior ha provocado un abandono generalizado del medio rural y un fenómeno de dispersión de miles de pequeñas localidades, acompañado de una pérdida y degradación del medio natural, así como la ampliación de brechas sociales y de género a ciertos grupos de la población, pero con mayor profundidad en aquellos en situación de vulnerabilidad, tales como las mujeres, jóvenes, niñas, niños y adolescentes, adultos mayores y población indígena”.

Ni de aquí ni de allá

Además de las cargas económicas, ecológicas y de gobernanza mencionadas, Emiliano Duering añadió que existen otras complicaciones para los habitantes de colonias dispersas, como por ejemplo La Estancia o El Castillo, problemáticas que, señaló, tienen que ver con la falta de claridad sobre el estado y municipio en que estos residen.

“La gente no reconoce con precisión en qué estado vive. Entonces, hay veces que llaman a servicios de un estado cuando le corresponde a otro, que eso pasa en El Castillo, donde algunos vecinos viven en Guanajuato y los de la acera de enfrente viven en Querétaro. Esos son los casos más críticos, donde además de la dificultad de que los servidores públicos lleguen a tiempo para dotar del servicio que sea, pensemos un incendio, un asalto en proceso, un accidente, que tiene que llegar la ambulancia hasta allá, la gente llama a Querétaro porque dice ‘bueno, es lo más cercano’, los de Querétaro dicen ‘¿dónde vive?’, y entonces, ‘no, señor, le toca en Guanajuato’, pero ‘es que está en la acera de enfrente’. ¿Cómo explicar eso? Digamos que esto agrava la situación. Entonces, tierra de nadie en el sentido de gobernanza municipal y estatal”, dijo.

En un sondeo realizado con vecinos de los fraccionamientos La Estancia y Villas de La Estancia, localizados en los límites del municipio de Corregidora, estado de Querétaro, y Apaseo El Grande, estado de Guanajuato, se identificó que, aunque hay quienes sí conocen a que entidades les corresponde atender temas de seguridad y otros servicios, aún hay quienes no tienen claridad sobre este asunto.

“En caso de situación de emergencia, se debe de acudir a lo que viene siendo el municipio de Apaseo el Grande, en caso de algún siniestro. En casos que se han tenido aquí en Villas La Estancia, ha entrado Policía Municipal de Corregidora y Policía Estatal de Querétaro, junto con dependencias de Apaseo El Grande, pero generalmente ahorita ya está entrando más lo que viene siendo Apaseo El Grande, junto con Marina y lo que viene siendo el Ejército”, dijo Ángel Olguín, colono de Villas de La Estancia.

María González, habitante de La Estancia, por su parte, mencionó: “Me he percatado en grupos de WhatsApp y redes sociales como Facebook, que muchas personas que viven en el fraccionamiento desconocen que se ubica en el municipio de Apaseo El Grande, Guanajuato, porque tengo entendido que cuando adquirieron su vivienda la constructora, que en ese momento era Casas Geo, lo vendió como si fuera parte de Querétaro; entonces, muchas personas, he leído comentarios, que se quejan de eso, que los engañaron. (…) También he visto en redes sociales que preguntan, por ejemplo, a quién se dirigen para hacer una denuncia; también he visto algunos casos de personas que se han quejado que no entran las patrullas porque se echan la bolita entre Guanajuato y entre Querétaro, a quién le corresponde”.

En el caso de Fuentes de Balvanera, localizada en Guanajuato, una investigación coordinada por Duering Cufré identificó, entre otras cuestiones, que la zona, al estar alejada de la mancha urbana, presenta desatención gubernamental respecto a la dotación de servicios públicos.

“Es una problemática nacional, entonces habría que repensar este modelo de desarrollo”, consideró.