Tu CORAZÓN

Por diversos motivos, el corazón es uno de los órganos que más identifica la gente

Por Sofía Pérez Pavón Vela

Tu corazón tiene tantas particularidades que necesitaría un libro para escribir sobre él. ¿Qué representa para ti el corazón? Intenta darme una respuesta rápida, no lo pienses tanto. ¿Te fuiste a la parte emocional o a la parte orgánica (el órgano en sí)?, ¿al músculo, a la parte energética, anatómica (forma), fisiológica (quien te mantiene vivo), bioquímica, geográfica (donde se encuentra), aeróbica (aumento del ritmo para hacer ejercicio de un tipo u otro) o a otra?

Hoy quiero hablarte de tu corazón porque creo que es muy necesario que sepas más al respecto, ya que están aumentando los contagios de COVID-19 y muchas personas que lo han tenido sienten un bloqueo al respirar justo enfrente de su corazón o un poquito arriba de este; si es tu caso o conoces a alguien que sabes que le ha pasado esto, debes saber lo que voy a describir.

El corazón es uno de los órganos que más identifica la gente por muchos motivos:

1) Cuando deja de latir significa que no hay más vida.
2) Tiene un músculo (miocardio) que es único en todo tu cuerpo.
3) Desde siempre el corazón es la representación del amor.
4) Es el músculo que más gasta energía en tu cuerpo.
5) Es el órgano que te mantiene vivo.
6) Gracias a él la sangre llena de oxígeno y nutrientes a cada milímetro de tu ser.
7) Se encuentra localizado entre tus dos pulmones.
8) Genera vibraciones hacia todo tu ser.
9) Su forma es helicoidal: al abrirlo o cerrarlo parece un queso oaxaca.
10) Cuando tienes una pérdida emocional muy grande, y sobre todo si es amorosa, se siente en el corazón.
11) A través de sus latidos se modifica el metabolismo (producción o toma de energía).

¿Por qué quiero que sepas sobre el corazón?

Porque a través de este maravilloso órgano puedes controlar muchas cosas y, aunque es un músculo involuntario (va a seguir latiendo sin cesar toda tu vida, te guste o no), existen muchos estímulos que puedes hacer hoy mismo para que tu corazón esté más fuerte que nunca y logres combatir y prevenir cualquier enfermedad y estado de ánimo.

Como siempre lo he dicho: en tu cuerpo está todo para estar justo como tú quieras, tienes tantas herramientas, y yo diría tesoros, que te sorprendería cómo has perdido tanto tiempo buscando la felicidad cuando tu corazón puede traerla cuando gustes y mandes (y no estoy hablando de una analogía, lo digo literalmente).

Vamos a empezar por entender que no es un órgano que late como te lo han enseñado en la escuela: el corazón emite un sonido muy especial por su forma y movimiento: en realidad no late como cuando un puño pega en la mano, en realidad se desdobla y literalmente vuelve a enroscarse en cada latido, lo interesante es que esto emite vibraciones que hacen que tu cuerpo se armonice.

Todos los órganos son importantes: unos, vitales, otros, no tanto, pero todos son equipo: sin los pulmones el corazón no es nada; sin tu cerebro, tampoco; sin el amor, tampoco; en realidad todo está integrado, lo desintegramos para estudiarlo y gracias a ello nos hacemos sumamente especializados, pero no se te olvide juntarlo todo, pues nunca ha estado separado más que en tu mente.

¿Cómo mejorar tu estado de ánimo y generar hormonas para sentirte feliz a través del corazón?

1) Piensa en el mejor beso que has dado o te han dado y trata de revivirlo.
2) Piensa e imagina lo que más te gustaría vivir con un amor platónico.
3) Suspira de amor (que suene y toda la cosa).
4) Acaricia la zona donde sabes que se encuentra el corazón, tanto en la parte anterior como en la posterior de tu cuerpo.
5) Abre tus brazos y tu corazón para abrazar con todo el amor del mundo a los seres que viven contigo.
6) Si crees en algo o alguien (si tienes fe en alguna religión o creencia), piensa en que te acompaña o te protege esa creencia y notarás cómo se siente en el pecho, donde se encuentra tu corazón, y recibe ese cuidado con mucho amor.

Cualquiera de los puntos anteriores te hará sentir más energético, con más ganas y más apertura.

Si es para entrenarte:

1) Mide tu recuperación: sé que muchas personas se basan en subir su ritmo cardiaco para sistemas distintos de entrenamiento, pero donde realmente está tu salud es en saber qué tan rápido recuperas tu ritmo en reposo. Mídete y logra normalizarlo en el menor tiempo posible (esto puedes hacerlo con respiraciones: búscalo en nuestro canal de YouTube).
2) Haz que suba, baje y cambie tu ritmo cardiaco a través de tu respiración.
3) Mantén exactamente el mismo ritmo cardiaco (si se puede al 70 por ciento) si quieres entrenar recuperación; si quieres entrar en momentos de euforia sube entre el 90 y 95 por ciento, siempre y cuando tengas una buena base aeróbica.
4) Haz intervalos al entrenar: haz que suba tu ritmo cardiaco y ya que se recuperó lo vuelves a hacer que suba y baje.
5) Medita hasta bajar tu ritmo cardiaco a tu estado basal (como cuando acabas de despertar (puedes medirlo y luego meditas y tratas de igualarlo).
Por lo pronto son suficientes acciones para que juegues, te diviertas y conozcas todas las bondades que tienes incluidas y saques el mejor provecho de la acción y reacción para llegar justo donde más lo necesitas.

Elegimos un corazón de logotipo por muchas de las razones que te acabamos de dar. Parte del origen (y’u® significa raíz u origen) lo vas a encontrar en tu corazón. Llénate de energía y “aléjate del dolor” con y’u®. En estas épocas, date el lujo de decirle a viva voz a todas las personas que amas y son importantes para ti: ¡no te lo pierdas!