Un minuto de aplausos en su honor

El pasado fin de semana, dos grandes del teatro queretano partieron de este mundo. Paco Rabell y Juan Servín dejaron un invaluable legado en la escena cultural local

Como en un guion de las tantas representaciones que realizaron a lo largo de más de 60 años dedicados al teatro, lleno de coincidencias e infortunios, este fin de semana la escena local despidió a dos grandes figuras de la cultura queretana: el viernes se daba la noticia de la muerte del histrión Paco Rabell y el domingo se confirmaba el deceso del actor Juan Servín.

Dos figuras de la escena cultural local que coincidieron en sus inicios, cuando junto al escritor y exrector de la Universidad Autónoma de Querétaro, Hugo Gutiérrez Vega, fundaron el grupo de teatro más antiguo en la entidad: Cómicos de la Legua, que se ha convertido en un semillero de actores que han destacado a nivel nacional e internacional.

Dos grandes actores que inspiraron la creación de otras compañías teatrales, que hoy forman el extenso corredor cultural de la ciudad.

Dos maestros de la interpretación, que desde su trinchera impulsaron la cultura, contagiando a varias generaciones de artistas su amor por el escenario.

Paco Rabell

– Nació el 29 de septiembre de 1934 en Cadereyta, Querétaro.

– Fundó dos de las compañías teatrales más antiguas y reconocidas en la entidad: Cómicos de la Legua y Corral de Comedias.

– Fue director de Cómicos de la Legua de 1975 a 1979, y tras 20 años de recorrer la legua con el grupo, dejó Querétaro para realizar algunos proyectos en teatro y cine en la Ciudad de México, entre ellos la película “El extensionista”.

– Junto a su esposa, la también actriz Ana María Flores, fundó la compañía teatral Corral de comedias, que abrió sus puertas por primera vez al público el 19 de diciembre de 1980. Este teatro ha albergado el talento de la descendencia de la familia Rabell y de un gran número de artistas locales e internacionales.

– En el 2016 fue reconocido con el Premio Estatal Emérito de la Cultura Querétaro.

– “Se casó Tacho con Tencha la del ocho”, inspirada en la música de Chava Flores, y la tradicional pastorela, son algunas de las obras más emblemáticas de la compañía en las que participó su fundador.

“Juanito” Servín Muñoz

– Nació el 15 de marzo de 1940 en la ciudad de Querétaro.

– Comenzó su vida artística en 1959 al fundar el grupo teatral Cómicos de la Legua, que hoy es Patrimonio Cultural Inmaterial del Estado de Querétaro.

– Se desempeñó como director general del grupo del 2000 al 2005 y hasta su muerte se mantuvo como miembro activo de la compañía.

– Su gusto por las expresiones artísticas lo llevó a fundar la Estudiantina de la Universidad Autónoma de Querétaro en 1963, cediéndole después la batuta al maestro Aurelio Olvera.

-Fue miembro del grupo Tradición y cultura y del Consejo directivo editorial del Heraldo de Navidad.

– Destacó también en su profesión como abogado, fue presidente de la FEUQ, notario y Magistrado del Tribunal Superior de Justicia en el Estado.

– El 5 de septiembre de este año se subió por última vez al escenario de los Cómicos de la Legua para celebrar los 61 años de la compañía.