Coordinación Estatal de Inclusión Social, pendiente en Querétaro

En el estado de Querétaro se ha logrado la armonización legislativa y la reforma de leyes; sin embargo, advierten falta de coordinación para articular programas y presupuesto desde un ámbito transversal hacia las personas con discapacidad

La directora operativa de la Asociación Pro Personas con Parálisis Cerebral (APAC) Querétaro, IAP, Mónica Perrusquía Rivera, indicó que, a pesar de que en 2015 se creó la Coordinación Estatal de Inclusión Social, hoy en día esa coordinación no existe.

Tras recordar que el 3 de mayo de 2008 entró en vigor la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, Perrusquía Rivera reconoció que en el estado se ha logrado la armonización legislativa; además, la reforma de leyes inclusivas, libres de términos discriminatorios y con una visión como personas sujetas de derecho.

No obstante, en el marco del Día Internacional de Personas con Discapacidad que se conmemora este 3 de diciembre, la directora de la asociación mencionada dijo que si bien la creación de esta coordinación fue aprobada en la 57 Legislatura y se publicó en el periódico oficial “La Sombra de Arteaga”, esta carece de presencia; mientras que se prevé que la coordinación articule programas y presupuesto propio desde un ámbito transversal hacia las personas con discapacidad.

La también integrante de la Red Estatal para las Personas con Discapacidad -conformada en 2012- mencionó que el principal reto en la entidad es la creación de una instancia que coordine y articule todos los esfuerzos de gobierno del estado, que en el mejor de los casos fuera un instituto estatal.

“La convención estipula que el tema de discapacidad no es un tema de asistencia únicamente, por lo tanto, solicitamos en la ley que estuviera, directamente en la oficina del señor gobernador, porque en aquel entonces no existía la Secretaría de Desarrollo Social; se crea hasta después del 2015”.

Entre los pendientes legislativos, Mónica Perrusquía aseveró que está la iniciativa que ingresaron el 8 de mayo de 2019, junto con la presidenta de la Comisión de Desarrollo Social, Grupos Vulnerables y Vivienda, Daniela Salgado, que hasta la fecha -aseguró- ni siquiera ha sido dictaminada en comisión.

“En esta reforma que ingresamos en conjunto con ella, solicitábamos que, dado que no se había implementado la coordinación, por lo complejo que es orgánicamente hablando dentro de gobierno, que dependiera de la oficina del gobernador, solicitamos ahora en la Secretaría de Desarrollo Social del estado”.

Aunado a esto, resaltó que en el estado no hay un presupuesto específico para atender a las personas con discapacidad, solo lo que tiene cada una de las secretarías, estipulado como: “para grupos de atención prioritaria”.

“Justo la idea es que sea una instancia (la coordinación), en donde se tenga el presupuesto estatal, en donde podamos decir que se tiene presupuesto para hacer rutas accesibles, hacer escuelas incluyentes, rutas turísticas para personas con discapacidad, comunicación social accesible que, al no estar, todo invisibiliza”.

Respecto al número de personas con discapacidad en el estado, Mónica Perrusquía destacó que el censo a este sector de la población es otra deuda que calificó como “histórica”, pues en la actualidad no se conoce una cifra exacta, ni estadísticas que pudieran coadyuvar en el tema.

En ese sentido, la directora de APAC indicó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estipula que al menos el 15 por ciento de la población a nivel mundial cuenta con algún tipo de discapacidad; mientras que la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Enadid) 2018 dice que, en Querétaro, entre un seis y un 6.9 por ciento del total de la población tiene algún tipo de discapacidad.

Mónica Perrusquía adelantó que en el municipio de Querétaro se trabaja en la creación de un padrón que todavía está en proyecto y se prevé que inicie a principios de año. Consiste en que todas las personas que solicitan servicios dentro del Ayuntamiento y tienen alguna discapacidad, comiencen a conformar este padrón, por lo menos en la capital.

“Eso podría decirnos por lo menos en el municipio, un aproximado de cuántas personas van solicitando apoyos. Tendrán que abrirlo y ampliarlo a que, en algún momento, todas las personas que viven en Querétaro, pueden empadronarse, pero es un primer acercamiento”.

De acuerdo con la diputada local del PAN que preside la Comisión de Igualdad de Género y Derechos Humanos en la 59 Legislatura, Beatriz Marmolejo Rojas, los datos del censo 2010 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) arrojan que en Querétaro hay alrededor de 67 mil personas con discapacidad, ya sea auditiva, visual, motriz, sensorial o varias de estas (discapacidad múltiple).

Marmolejo Rojas abundó en que, en el marco de los derechos humanos, particularmente su trabajo legislativo se ha enfocado en impulsar la inclusión de intérpretes de la lengua de señas mexicana en las sesiones de pleno, en el ámbito educativo y en el poder Judicial para que las personas con discapacidad pueden acceder a la justicia y administración de la misma.

“Todos los derechos a los que tenemos acceso el resto de las personas, también son derechos para las personas con discapacidad. No tiene que haber ninguna diferencia y estamos hablando a los derechos relacionados con la salud, educación, empleo, culturales, deportivos, de formar una familia; derecho a la ciudad, con infraestructura pública inclusiva, generando políticas transversales para vivir en un marco de derechos humanos, claro, acompañados de presupuesto para hacer más visible el trabajo a favor de ellos”.