Acusan que construcción de barda daña cerros en La Cañada

Un grupo de ciudadanos denunciaron daño ambiental y ecológico por la construcción de una barda en La Cañada. Foto: Especial
Un grupo de ciudadanos denunciaron daño ambiental y ecológico por la construcción de una barda en La Cañada. Foto: Especial

La organización civil «Rescatemos los cerros de La Cañada» asegura que la construcción de una barda en la ampliación de un fraccionamiento causa daño ecológico y ambiental en el municipio de El Marqués

Un grupo de la sociedad civil, denominado “Rescatemos los cerros de La Cañada”, asegura que la construcción de una barda perimetral en los cerros de esta demarcación causa daño ecológico y ambiental; barda que forma parte de la ampliación del fraccionamiento propiedad de la inmobiliaria Millahue, S.A. de C.V y Productos de Uva.

El integrante de la organización Saúl Hernández indicó que la agrupación está conformada por habitantes de La Cañada, perteneciente al Municipio de El Marqués, con el fin de preservar las laderas, peñas y cerros de la demarcación, así como vigilar la normatividad aplicable en desarrollo urbano sustentable, en respeto a una vida digna.

En ese contexto, Saúl Hernández abundó que la barda de tabique blanco cuya construcción inició hace seis meses en el cerro a espaldas del panteón municipal, provoca una clara contaminación visual en el entorno y medio ambiente en la cabecera municipal.

“Esta obra, tiene un gran impacto ambiental, no solo en la población de La Cañada, sino que también en todo el estado de Querétaro y en distintas colonias, causándoles daño ecológico, debido a que se han presentado deslaves y contaminación al río por las descargas ilegales de aguas residuales que hemos documentado desde que inició esta obra y que continúa”.

Asimismo, Victorino Coronel, otro integrante de la organización, informó que el pasado 27 de octubre presentaron una denuncia ante la Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente y Desarrollo Urbano (Pepmadu), autoridad que posteriormente les confirmó que la obra se encuentra suspendida.

Sin embargo, la organización exigió un alto a los cambios de uso de suelo, permutas, donaciones y ventas de las áreas naturales protegidas y que los tres niveles de Gobierno, revisen el cumplimiento de las normas ambientales a través de visitas, supervisiones, peritajes, levantamiento topográfico y estudios tanto de impacto ambiental como ecológico.

El Marqués implementa plan de reactivación económica en apoyo a canteros de La Cañada