Persiste violencia asociada al huachicol; incidencia disminuye: LUSC

huachicol

Guillermo San Román Tajonar explicó que es difícil saber si efectivamente ha funcionado o no la estrategia del gobierno federal para el combate al huachicol

Aunque existe un descenso en la incidencia del delito de robo de combustible, la violencia asociada a esta actividad ilícita “sigue a la orden del día”, dijo el coordinador del Laboratorio Universitario de Seguridad Ciudadana (LUSC) de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Guillermo San Román Tajonar.

Lo anterior, luego de preguntarle sobre el funcionamiento de la estrategia del gobierno federal para el combate al huachicol, sobre la cual, agregó, dado que los temas de seguridad “de repente son muy oscuros, así que es difícil saber si efectivamente o no ha funcionado y en qué sentido”, el académico recordó que las estadísticas oficiales reportan la disminución de este delito.

“En el caso de San Juan del Río tenemos cada ratito incidentes relacionados con ello, en el caso de San Juan del Río y de la frontera con Hidalgo. La balacera que se dio a principios de este mes en la carretera a Huichapan tenía que ver con huachicol; me parece que fue el mes pasado cuando tuvimos también el tema de la emboscada al grupo de Seguridad de Pemex. Entonces, incluso si es cierto que los montos de combustible que se están robando han disminuido, la violencia asociada a huachicol, pues sigue a la orden del día”, refirió.

Según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en Querétaro, durante 2019, se registraron 254 carpetas de investigación por delitos contemplados en la “Ley federal para prevenir y sancionar los delitos cometidos en materia de hidrocarburos”, mientras que, de enero a octubre de este año, solo se han presentado 111, es decir, el 43.70 por ciento de las contabilizadas el año pasado.

Dado que la estadística del SESNSP no especifica el ilícito cometido, Guillermo San Román consideró que, por este motivo, la estrategia federal contra el huachicol es inevaluable.

“La política de seguridad en el país es oscura, como diseñada para no poder ser evaluada”, enfatizó.