Centros nocturnos, sin casos COVID-19 tras pruebas rápidas: Rogelio Garfias

Tras la aplicación de pruebas rápidas de COVID-19, no se han detectado casos positivos entre los trabajadores de centros nocturnos. Foto: Especial
Tras la aplicación de pruebas rápidas de COVID-19, no se han detectado casos positivos entre los trabajadores de centros nocturnos. Foto: Especial

A lo largo de los últimos 2 meses, 28 centros nocturnos ha realizado aproximadamente 800 pruebas rápidas a sus trabajadores para detectar COVID-19 y todas han resultado negativas

Durante los últimos dos meses, en 28 establecimientos del estado de Querétaro se han realizado alrededor de 800 pruebas rápidas para detectar COVID-19 y en ninguno de los casos ha habido un solo resultado positivo en trabajadores de centros nocturnos, sostuvo el presidente de la Asociación de Restaurantes, Bares y Discotecas, Rogelio Garfias Torres.

“Dentro de las pruebas que se hicieron rápidas para los personales de al menos 28 establecimientos en el estado de Querétaro, ninguno dio positivo en el personal, es decir, el 100 por ciento del personal, al menos en nosotros, quiere decir que está usando bien su cubrebocas, que no se está exponiendo a los clientes, que está usando las medidas”, dijo.

Recordó que, desde un inicio, se señaló que con la apertura de negocios no serían estos los que propagarían el virus SARS-CoV-2, sino más bien, precisó: “Nuestra teoría es fiestas clandestinas, reuniones, no hay una sana distancia en los lugares”. Reiteró que los llamados ‘afters’ generan problemas en materia de salud.

“Tenemos un problema muy acentuado con las fiestas ‘after’, porque, pues, ahí los chavos o quienes asisten, pues no tienen, se especula que no hay una sana distancia, que no se les toma la temperatura; (…) no hay una regulación”, señaló.

Sobre las medidas sanitarias anunciadas la semana pasada por el gobierno del estado, que limitan la operación de casinos, cantinas y bares hasta las 22 horas con un aforo del 30 por ciento de ocupación y prohíben la venta de alcohol los domingos, Rogelio Garfias las consideró malas.

“Una vez más se pone en jaque (a los centros nocturnos), esto seguramente originará, lamentablemente, desempleo, incertidumbre financiera y, pues, bueno, también una parte comprensible de cara a la pandemia, y por lo que siempre se ha pugnado es que ojalá y esperemos en un sentido optimista que esta vez sea justo, que sea parejo”, subrayó, para después añadir que hay negocios que no cumplen con las restricciones de horario.

Querétaro supera los 22 mil casos acumulados de COVID-19