¡A moverse se ha dicho!

La falta de movilidad y el sedentarismo son de nuestros peores problemas y ahora, con la pandemia del COVID-19, la situación se agrava

Por Sofía Pérez Pavón Vela
Creadora del método y’u®

Estoy impactada de la cantidad de personas con dolor y con exceso de tensiones en espalda baja y cuello; niños de ocho años sin capacidad de mover el cuello o la espalda baja. Tenemos que empezar a movernos, en verdad, con lo del COVID-19 la mayoría de las personas se ha quedado demasiado tiempo en las mismas posturas y ya se empiezan a ver las consecuencias: esta semana tuve más de 22 pacientes exactamente con los mismos síntomas, mucho dolor en la zona cervical o lumbar que verdaderamente los dejó inmovilizados, lo cual se debe, entre otros, a estos factores:

1) El miedo que se está viviendo de contagiarse;
2) La falta de movilidad o el sedentarismo;
3) Las largas horas frente a un aparato tecnológico;
4) La falta de sol y de contacto con la naturaleza; y
5) La ausencia de contacto social.

Casi todos los seres humanos que tienen contacto con los medios de comunicación están muy influidos sobre información que no siempre está verificada y, sin importar cuánta se recibe por minuto, está comprobado que esta provoca ansiedad, lo cual se agrava con la COVID-19.

La falta de movilidad y el sedentarismo son nuestros peores problemas, por lo que te tengo una sorpresa: una rutina de abdomen, sobre todo de oblicuos.

Rutina abdomen

Las pelotas que uso son especiales, las vendemos nosotros, pero puedes siempre colocar una mancuerna pesada entre las dos manos y ponerte una prenda entre las rodillas.

Siéntate en el suelo, lo más derechito posible, intenta poner los huesos que están debajo de tus glúteos (isquiones); si no te es posible, dobla las rodillas y busca otra vez clavarlos, alarga los brazos con una pelota suiza.

Inhala, alárgate y gira lentamente hacia la derecha, luego hacia la izquierda; hazlo de manera continua.

Repite los movimientos y ahora alarga su rango.

Haz la rutina de la siguiente manera:

Baja una app que se llame reloj tábata o de intervalos y úsala para asignar tiempo de ejercicio. Le vas a poner ocho series de 20 segundos de trabajo por 10 de descanso y comenzarás a ejecutar la rutina siguiendo las instrucciones.

Ahora, de manera fluida y continua, hazlo igualito pero transfórmalo, usa diferentes estrategias y llegarás. ¡Y muchas felicidades por hacer a partir de hoy este esfuerzo! Y si aún no comienzas, ¡aprovecha y empieza ahora mismo!